La sede del Comité Organizador Local (COL) de la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™ albergó un taller sobre la aplicación de normas de construcción ecológica de cara a la gran cita. Al acto, organizado por el COL con la ayuda del Ministerio de Recursos Naturales y Medioambiente ruso, asistieron expertos rusos y extranjeros, además de representantes de entidades dedicadas al diseño, promotores inmobiliarios y agencias medioambientales regionales.

Los delegados intercambiaron impresiones sobre sistemas de certificación reconocidos a nivel mundial, buenas prácticas internacionales y la experiencia y perspectivas de Rusia en el ámbito de la construcción respetuosa con el medio ambiente.

Uno de los asuntos clave fue la nueva norma rusa de construcción ecológica que se utilizará para certificar los estadios de la Copa Mundial de acuerdo con los requisitos de la FIFA. Para desarrollar esta nueva norma, a comienzos de 2014 se creó un grupo de expertos bajo los auspicios del Ministerio de Recursos Naturales y Medioambiente ruso.

Dicho grupo está liderado por el profesor Yuri Tabunshchikov, ganador del premio Nobel como integrante de un grupo intergubernamental de especialistas en la investigación del cambio climático. Tabunshchikov es asimismo la mayor autoridad de Rusia en suministro de calefacción, ventilación y aire acondicionado y física térmica aplicada a los edificios.

"Redactar una norma ecológica para Rusia es una tarea ardua y muy importante", explicó el profesor Tabunshchikov. "Establecer una norma medioambiental nacional especialmente adaptada a estadios de fútbol será un gran paso adelante para Rusia. La nueva norma será una parte fundamental del legado de la Copa Mundial y servirá de plataforma al país para desarrollar una nueva generación de especialistas de primera calidad".

Con el diseño, construcción y reconstrucción de los estadios de Rusia 2018 ya en marcha, minimizar el impacto medioambiental, ahora y una vez que estén operativos, se ha convertido en un asunto de capital relevancia.

Construcción sostenible
El COL y los responsables de los estadios de la Copa Mundial de la FIFA se han comprometido a garantizar que estos estén certificados y cumplan los requisitos de la FIFA de construcción sostenible. Por otra parte, redactar una norma nacional en Rusia para la certificación de estadios está facilitando la edificación de infraestructuras deportivas en el país de una manera sostenible y económica.

"Este taller ha reunido a expertos y personas clave en este ámbito, y el proceso de diálogo ha comenzado. Es difícil destacar suficientemente la trascendencia de esta labor", apuntó Guy Eames, director ejecutivo de Green Building Council Rusia (RuGBC). "Los efectos de utilizar tecnologías respetuosas con el medioambiente se notarán durante muchas décadas venideras. No solo las ciudades sede de Rusia 2018 contará con estadios certificados según los requisitos de la FIFA, también se elaborarán planes para otros grandes proyectos de construcción ecológica".

"Para nosotros es muy importante ver cómo cambia la mentalidad en Rusia", continuó Eames. "Hablo de arquitectos y promotores. Hace cinco años, pocos en Rusia sabían cuál era el objetivo de estas normas, pero ahora hay cientos de especialistas trabajando en el sector de la construcción sostenible. La construcción sostenible se está convirtiendo en una tendencia en alza que está cobrando un gran protagonismo, a pesar de las dificultades económicas. Desde luego, todas las instalaciones construidas en base a las normas sostenibles gozarán de indudables ventajas".

Redactar una norma ecológica nacional para estadios es un elemento importante de la Estrategia de Sostenibilidad de Rusia 2018, que se presentará en el Sorteo Preliminar del certamen, previsto para el próximo mes de julio en San Petersburgo.

"Estamos muy satisfechos con los esfuerzos realizados en los últimos meses por el grupo de trabajo, el COL y el Ministerio de Recursos Naturales y Medioambiente de la Federación Rusa, y creemos que esta nueva norma para la construcción ecológica y sostenible pasará a ser el primer legado de la Copa Mundial de la FIFA 2018™", aseveró Federico Addiechi, director de Responsabilidad Social Corporativa de la FIFA.

Según Alexey Sorokin, consejero delegado del COL, los nuevos enfoques sobre la certificación medioambiental de los estadios de Rusia 2018 suponen una oportunidad para establecer una norma de altura para la construcción de instalaciones deportivas en el país anfitrión.

"Lo que estamos viendo ahora es cómo los preparativos para la primera Copa Mundial celebrada en Rusia se están convirtiendo en un catalizador de cambios de gran importancia en todas las esferas de la vida", declaró Sorokin. "Construir los estadios de la Copa Mundial de acuerdo con la norma medioambiental rusa nos permitirá crear campos de fútbol eficientes desde el punto de vista de los recursos, seguros y confortables, además de elevar la responsabilidad medioambiental a un nuevo nivel en todo el país".