“Si hubiese pensado que iba a ser el jugador con más partidos en la historia de las eliminatorias, me hubieran dicho que estaba loco", afirma a FIFA.com el emblemático defensor ecuatoriano Iván Hurtado, integrante de la generación dorada de futbolistas de su país que dejó atrás el karma de no poder clasificar a una Copa Mundial de la FIFA.

Y sin embargo, los números no mienten: hasta el momento, nadie ha superado sus 73 encuentros clasificatorios para un Mundial, una marca que inició el 18 de julio de 1993, en la eliminatoria para Estados Unidos 1994, y concluyó el 14 de octubre de 2009, en la competencia preliminar para Sudáfrica 2010.

“Era imposible imaginar que iba a terminar siendo el jugador con más presencias en una competencia tan exigente. Pero fui entendiendo el entorno, lo que era jugar una eliminatoria, el hecho de poder llegar a un Mundial. Estoy feliz y contento con lo que he logrado, porque estuve donde cualquier jugador quiere estar”, asegura Bam Bam, quien también ostenta el récord de mayor cantidad de encuentros disputados con su selección, de la que se retiró siendo capitán.

“Estoy agradecido por la oportunidad que me dieron. Tengo muy bonitos recuerdos, uno es parte de la historia, representando con honor y responsabilidad a mi país”, agrega El Capi, como lo llaman sus excompañeros. “Recuerdo todos los partidos, pero más que nada el primero y el último. Los demás fueron importantes porque me permitieron insertarme en la palestra del fútbol mundial”.

Este defensor de enormes cualidades para la marca, veloz y gran tiempista en el mano a mano, pasó por la política, fue asambleísta en el año 2013, posee una Fundación que ayuda a los niños más necesitados, dejó las canchas y este año regresó para jugar en el club Echeandía, en la segunda categoría de su país. 

Recuerdos imborrables contra los mejores
En su extensa trayectoria, Hurtado, que hoy tiene 41 años, debió enfrentar a los mejores artilleros de los últimos 25 años: “Puedo hablar de las potencias, que tenían atacantes que te condenaban ante el menor error. Figuras como Hernán Crespo, Darío Silva, Ronaldo, que fue el mejor delantero que me tocó marcar, Salvador Cabañas, el Toro Vieri, Thierry Henry, Michael Ballack, Miroslav Klose y hasta Lionel Messi”.

En el repaso por sus 72 encuentros en los clasificatorios sudamericanos, Bam Bam destaca: “Los empates ante Uruguay que permitieron las dos primeras clasificaciones de Ecuador para los Mundiales 2002 y 2006, el triunfo ante Argentina en 2009, la igualdad ante Brasil ese mismo año y la victoria por 5-2 frente a Paraguay en 2005. Esos marcaron la historia, quedarán en la memoria de todos los aficionados ecuatorianos”.

En pocos días Sudamérica empezará a transitar el difícil camino hacia la fase final de una nueva Copa Mundial de la FIFA. Iván reconoce que los clasificatorios “son un Mundial adelantado, por la calidad de los equipos y de los jugadores”. Ecuador intentará alcanzar su cuarta clasificación, y para el histórico defensor “tenemos un gran equipo. Rápido, fuerte, potente. El éxito de la selección siempre fue el colectivo, nunca dependimos de un jugador”.

Presente y pasado glorioso
Bam Bam analiza la actualidad del conjunto Tricolor: “Hay una generación nueva, que se clasificó con autoridad al Mundial de Brasil pero que no hizo un gran torneo. Deben haber aprendido y ahora tienen otra oportunidad. Ellos saben que la eliminatoria sudamericana es complicada. Lo que está claro es que la vara está alta, estos jugadores ya no se conforman con ganar un partido, ya nos acostumbramos a estar en un Mundial, hay con qué”.

Pero para llegar a este presente ganador, Ecuador debió transitar décadas de frustraciones y de ilusiones truncas. “Antes era todo cuesta arriba. Esta generación tiene todo para disfrutar. Nosotros nos comimos la verdes, pasamos por momentos difíciles. Por eso siempre les digo que disfruten, que ya no tienen esa pesada mochila, porque nosotros no estábamos acostumbrados a jugar esos grandes torneos. Le cambiamos la mentalidad al futbolista ecuatoriano”.

En total Hurtado, defendió la casaca de la Tri en 168 encuentros, entre ellos tres en la Copa Mundial de Corea/Japón 2002 y otros tres en Alemania 2006. Allí compartió plantel con otros históricos de Ecuador como Alex Aguinaga, Francisco Cevallos, Agustín Delgado, Ulises de la Cruz y Edinson Méndez, entre otros. 

En estas eliminatorias se producirá el regreso de Brasil, un escollo siempre de temer para las aspiraciones mundialistas de cualquier selección. Hurtado considera: “lo más importante es cómo te mentalizas. Supimos llegar al Mundial en ambos casos, con o sin Brasil. No estando, tienes alguna oportunidad más, pero de todos modos están Argentina, Paraguay, Uruguay que te complican, y vemos una evolución en Colombia y Chile. Hay que estar a la altura de lo que marca la competencia”.