Los aficionados que se aproximen al estadio Al Bayt – Ciudad de Al Khor en 2022 pasarán por una zona ajardinada parecida a la del Parque Aspire, y llegarán al estadio inspirados por la tienda árabe tradicional de 37 metros de altura. Los tres graderíos proporcionarán un amplio espacio a los 60.000 espectadores, con los asientos pintados de negro, rojo y blanco, los colores correspondientes al diseño interior de una tienda. Un techo retráctil brindará óptimas condiciones de aclimatación y permitirá que en este estadio se juegue al fútbol todo el año. 

La construcción del estadio Al Bayt – Ciudad de Al Khor progresa a buen ritmo, tras las obras de cimentación y la instalación de las primeras secciones del muro de las gradas inferiores, de 12 metros, que soportará el peso de toda la estructura. La sede propuesta para partidos desde la fase de grupos hasta las semifinales de la Copa Mundial de la FIFA Qatar 2022™ contará con una futurista cubierta retráctil, accionada por una sistema mecánico similar al usado en la pista central de Wimbledon. Este techo retráctil tardará sólo 20 minutos en cerrarse completamente.

El doctor Nasser Al-Hajeri, director del proyecto del estadio Al Bayt – Aspire Zone Foundation, ha señalado que las obras progresan en los diferentes sectores. “Observamos cómo está creciendo sin cesar la estructura principal del estadio, con los progresos efectuados en la construcción vertical”, explicó Al-Hajeri a sc.qa.

“Actualmente, en el recinto del estadio se encuentran en marcha las obras de excavación, desagües, la instalación de las conexiones para las tuberías y la reciente plantación del cercano invernadero para los árboles. En líneas generales, vemos que la construcción avanza a buen ritmo y seguiremos viendo progresos en los próximas semanas y meses”, añadió.

Conforme se alza la estructura del estadio, las principales obras estructurales de uno de los túneles de vestuarios ya están prácticamente concluidas, y en el otro túnel están en marcha. Se han instalado varios de los pilares de soporte del edificio (el punto más alto alcanza los 21 metros en estos momentos), junto con una sección del muro de contrafuertes que, una vez terminado, soportará los dos niveles siguientes de la estructura, que medirán una altura total de 37 metros.

Actualmente hay 21 grúas en la obra, incluida una mega grúa de 280 toneladas, y ya se ha completado el 95% de las obras de cimentación. El paso siguiente será colocar el forjado e instalar los otros elementos prefabricados que darán forma al estadio. Se espera que el recinto esté terminado en 2018, y las muestras de los asientos que llenarán sus gradas ya han llegado a la obra.

“Se ha encargado a una empresa qatarí el diseño, la fabricación y la instalación de los asientos del estadio, que llevarán un estampado parecido a los que aparecen en una tienda tradicional, en la que se basa el diseño”, informó Mohemed Ahmed, ingeniero jefe de proyectos del Comité Supremo para la Entrega y el Legado (SC) del Estadio Internacional Khalifa y del estadio Al Bayt.

“Está previsto que el diseño, la fabricación y la instalación de los asientos comiencen el año que viene en los tres graderíos. Dos de ellos se han construido con una estructura convencional y prefabricada. En el otro, de acero estructural, se instalarán las localidades modulares que se retirarán una vez concluida la competición”, puntializó.

El diseño del estadio es un concepto enteramente qatarí, que refleja la historia y la cultura del país a través de las tiendas de los nómadas usadas en toda la región. El recinto presenta un diseño modular, que incluye una gradería superior de asientos desmontables. Después de la competición, esta gradería superior se eliminará y la capacidad del estadio se reducirá a 32.000 localidades.

El estadio incluye tecnología de refrigeración, gracias a una variedad de dispositivos de aire acondicionado distribuidos por todo el recinto, que recibirán agua fría de los refrigeradores situados en el centro de energía cercano.

Una empresa conjunta entre Galfar Al Misnad, Salini Impregilo Group y Cimolai se encuentra al cargo de las obras de construcción principales del estadio y del centro de energía. Los contratistas locales Bin Omran Trading & Contracting y Al Sulaiteen Agricultural & Industrial Complex trabajan en la infraestructura de todo el recinto y en el diseño paisajístico respectivamente.

El estadio Al Bayt es uno de los ocho estadios de la Copa Mundial de la FIFA 2022™ que se hallan actualmente en construcción en todo Qatar. La seguridad sigue siendo la principal prioridad en todas las obras y centros del SC, y las Normas para la Protección de los Trabajadores se encuentran en vigor en todo el proyecto.