El Comité Supremo para la Entrega y el Legado (SC) ha reiterado el lunes 7 de noviembre el compromiso de ofrecer estadios para la Copa Mundial de la FIFA Qatar 2022™ construidos conforme a unas normas de sostenibilidad y que dejen un legado medioambiental duradero. Dicha declaración de intenciones tuvo lugar en el marco de la Green Expo Forum celebrada en Doha, donde la FIFA aprobó oficialmente el uso del Sistema Mundial de Evaluación de la Sostenibilidad (GSAS, por sus siglas en inglés) para las instalaciones de la Copa Mundial de la FIFA 2022™.

En el acto, el secretario general del SC, Hassan Al Thawadi, destacó la importancia de ofrecer un campeonato sostenible que concuerde con los planes de desarrollo nacional de Qatar: “El desarrollo medioambiental sostenible es uno de los pilares para construir un futuro mejor para las generaciones venideras, según se establece en la Visión Nacional de Qatar 2030. Para conseguirlo, debemos ser sostenibles trascendiendo los límites de nuestros planes, y transformarlos en una visión y en una conducta cotidiana que pretendemos aplicar en todos los ámbitos, con el fin de dejar un legado duradero para las generaciones futuras”.

“Nos gustaría dar las gracias sinceramente a la Organización del Golfo para la Investigación y el Desarrollo por mostrar el camino con el desarrollo del GSAS, que constituye un hito importante en el camino hacia la organización de una Copa Mundial de la FIFA sostenible y proporciona un modelo a seguir para otros países anfitriones”, añadió Al Thawadi.

El GSAS es el primer sistema basado en resultados en la región de Oriente Próximo y África del Norte, desarrollado para evaluar edificios e infraestructuras ecológicas. Todas las sedes e instalaciones propuestas para la Copa Mundial de la FIFA Qatar 2022™ están diseñadas con el objetivo de obtener la certificación con arreglo al GSAS.

También compareció en el foro Federico Addiechi, director de Responsabilidad Social Corporativa de la FIFA, quien señaló: “Hemos podido estudiar y aprobar que el GSAS, como propuso el SC a la FIFA, cumple con nuestros requisitos para la certificación ecológica de los estadios. Es extraordinario, porque pudimos hacerlo siete años antes del campeonato propiamente dicho, y eso permite una planificación adecuada. Porque, desde luego, la planificación a largo plazo es uno de los factores más importantes a la hora de garantizar que un gran acontecimiento deportivo se organice de forma sostenible”.

“La FIFA cree que todos tenemos la responsabilidad de proteger, cuidar y limitar nuestro impacto sobre el medio ambiente. Como organización internacional, nos tomamos muy en serio dicha responsabilidad, y procuramos dar un buen ejemplo a los demás –en el mundo del deporte y más allá–, colocando a la sostenibilidad en el centro de todo lo que hacemos”, concluyó Addiechi.