El 8 de julio de 2014, los espectadores que acudieron al estadio Mineirão de Belo Horizonte presenciaron un hito sin precedentes en la historia del fútbol mundial. Si se hubiera tratado de una película, el guión de los acontecimientos se habría hecho merecedor de un Óscar.

Y es que, por mucho que pase el tiempo, los aficionados al fútbol siempre recordarán dónde se encontraban el día en que Alemania se impuso a Brasil por 7-1 en la semifinal de la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™. Tan extraordinario y sorprendente resultó aquel partido que hasta los más versados en la historia de la Copa Mundial de la FIFA se quedaron boquiabiertos al contemplar la goleada más abultada registrada en una semifinal mundialista, un hito que pasó a conocerse popularmente como el Mineirazo

La guinda del triunfo de una Alemania que acabaría proclamándose campeona del mundo la puso Miroslav Klose al anotar el gol que supuso el 2-0 en aquel choque. El ariete germano sumaba así su 16º tanto en un partido de la Copa Mundial de la FIFA y superaba por tanto como máximo goleador mundialista al brasileño Ronaldo, que casualmente se encontraba en las gradas del estadio siguiendo el duelo. “Es un logro extraordinario y me alegro mucho por él”, declaró aquel día el seleccionador alemán Joachim Loew.

El jugador
La carrera de Klose se había iniciado 16 años antes en el FC Kaiserslautern. Sólo un año después de estrenarse como profesional, el delantero de origen polaco debutaba ya con la selección alemana. Tras labrarse un nombre con la elástica de los Diablos Rojos renanos, Klose ganó la Bundesliga con el Werder Bremen y se proclamó además máximo goleador del campeonato germano. Posteriormente, el ariete recaló en las filas del Bayern Múnich, donde ganó dos Ligas, dos Copas, una Copa de la Liga y una Supercopa alemanas. En 2011 fichó por el Lazio de Roma, con el que conquistó una Copa italiana.

En Brasil 2014, Klose, que tiene actualmente 38 años, contribuyó a que la Mannschaft conquistase su cuarto título mundialista. Anteriormente, el ariete se había proclamado subcampeón y segundo máximo goleador de la Copa Mundial de la FIFA Corea/Japón 2002™. Cuatro años más tarde, en Alemania 2006, Klose y la selección anfitriona tuvieron que conformarse con el tercer puesto, aunque el delantero se adjudicó la Bota de Oro de adidas que lo distinguió como máximo realizador de aquel certamen. En Sudáfrica 2010, el atacante y Alemania volvieron a subirse al tercer escalón del podio. Además, Klose defendió los colores del combinado alemán en las Eurocopas de 2004, 2008 y 2012. En la edición de 2008, el goleador y Alemania alcanzaron la final, pero sucumbieron a manos de España.

“Ganar el Mundial de Brasil supone para mí hacer realidad un sueño de la infancia, así que, a mi modo de ver, no puede haber mejor momento para poner fin a mi periplo con la selección”, declaró Miroslav Klose en agosto de 2014, cuando anunció su decisión de dejar el combinado alemán tras 137 partidos y 71 goles como internacional. El delantero colgó las botas definitivamente en noviembre de 2016. Pocas semanas antes visitaba el Museo de Fútbol Mundial de la FIFA y recordaba su récord y sus éxitos con la Mannschaft.

El récord
Con el gol que le marcó a Brasil en la mencionada semifinal, Klose alcanzó las 16 dianas y se convirtió en el máximo goleador de la historia de la Copa Mundial de la FIFA por delante de Ronaldo (15) y de su paisano Gerd Mueller (14). “Está claro que esto ha sido muy especial para mí. Algo como lo de hoy no se vive todos los días. Hacer un partido así en una semifinal mundialista es único”, declaró el delantero tras el histórico triunfo.

Klose marcó un total de 19 goles en grandes certámenes internacionales, lo que también constituye un récord en lo que a jugadores europeos se refiere [Mueller anotó 18]. Para lograr semejantes registros, Klose necesitó disputar un total de 24 partidos en diferentes ediciones de la Copa Mundial de la FIFA, lo que le ha permitido superar en el escalafón de veteranos mundialistas a Paolo Maldini (23) y quedarse muy cerca de su compatriota Lothar Matthaeus (25), el futbolista que más encuentros ha jugado en la máxima competición internacional. Eso sí, Klose es el jugador que ha disputado más partidos de octavos de final en adelante, con un total de 14, por delante de Matthaeus y Cafú.

En la histórica noche de Belo Horizonte, nuestro protagonista, al que nunca le ha gustado convertirse en el centro de atención, fue el primero de los internacionales alemanes que, acompañado del entrenador de porteros Andreas Koepke, regresó al terreno de juego para celebrar la victoria con la afición. Dirigida por los futbolistas, la hinchada germana exteriorizó su entusiasmo haciendo la ola en un estadio Mineirão que para entonces ya se había quedado medio vacío.

El Recuerdo
“Ronaldo fue un jugador excepcional. Yo juego en Italia, y todo el mundo con el que he hablado allí te dice que fue el mejor jugador que haya jugado jamás en el país. Para mí fue el futbolista más completo. Obviamente, debió de ser amargo para él, que estaba en el estadio cuando sobrepasé su récord en el partido ante Brasil. Antes él había mandado el mensaje: ‘Klose, bienvenido al club de los 15’. Ahora yo puedo mandar este otro mensaje: ‘Miroslav Klose en el club de los 16, y todos son bienvenidos a unirse’”.
Miroslav Klose

“Lo primero de todo, ¡enhorabuena a Miroslav Klose! Merece todo el crédito por haber marcado 16 goles en una Copa Mundial. Cuando igualó mi récord ante Ghana le felicité a través de Twitter. No tengo problema con que haya roto mi récord”.
Ronaldo

“Miro es increíble. Conseguir este récord y hacerlo en Brasil es una gran actuación. Significa mucho para nosotros. Esto es un récord. Es un récord que únicamente podría ser roto por Thomas Mueller. Creemos que realmente se lo merece porque, a su edad, sigue jugando al más alto nivel”.
Joachim Loew

“Me quito el sombrero con Klose. Respeto muchísimo los números que ha conseguido, pero la verdad es que el jugador al que yo considero el mejor tras Maradona perdió su récord. Creo que Ronaldo fue el jugador más completo de las últimas dos décadas”.
José Mourinho