Al bajar del avión que lo llevó desde Afganistán hasta el aeropuerto internacional Hamad, Murtaza Ahmady, de seis años, le hizo la siguiente pregunta a su padre Mohammed: "¿Dónde está la casa de Messi?"

El niño, un apasionado del fútbol, ha viajado expresamente a Qatar para conocer a la figura del FC Barcelona. Las imágenes del pequeño enfundado en una bolsa de plástico con los colores de la selección argentina y el nombre de Messi escrito en el dorso corrieron como la pólvora a principios de este año en las redes sociales. A continuación, el superastro de la Albiceleste le envió a Murtaza una camiseta y un balón autografiados, así como la promesa de conocerlo en persona cuando se presentara la ocasión.

El Comité Supremo para la Entrega y el Legado (SC) quedó conmovido con la historia de este niño y de su sueño, por lo que decidió ponerse en contacto con él para darle la oportunidad de ver a su ídolo en persona.

Finalmente, el esperado encuentro llegó el 13 de diciembre. Murtaza tuvo por fin la ocasión de estrecharle la mano a su ídolo. Messi, a su vez, le regaló un gran abrazo al pequeño horas antes del ‘Partido de campeones’ que disputarán este martes el FC Barcelona y el Al Ahli. Cuando los jugadores del Barça desfilaban ante él en dirección a una sala de reuniones del hotel de concentración, Murtaza reconoció a Messi y le tendió la mano. El astro argentino apreció el gesto con una amplia sonrisa.

Unos instantes después, Murtaza recibió un gran abrazo de su ídolo, quien lo agarró en brazos mientras sus compañeros se congregaban detrás de él.

"Estoy muy contento de haber conocido a mi ídolo", declaró Murtaza a sc.qa después de conocer al 10 argentino. "Es un sueño para mí. Estoy deseando ver jugar a Messi, será la primera vez que voy a un estadio".

En la tarde del martes 13 de diciembre, Murtaza fue elegido para acompañar a Messi en la salida al campo de los equipos, lo que reportará al pequeño otro recuerdo imborrable de su estancia en Doha.

"Ha sido muy inspirador conocer a Murtaza y verlo cumplir su sueño”, declaró un portavoz del SC. "Todos fuimos niños y tuvimos sueños y, en Qatar, muchos los seguimos teniendo". 

"El sueño de Murtaza era conocer a su ídolo. Nosotros estamos en una posición privilegiada que nos ha permitido juntarlos. Es la historia de un niño y su sueño. Así de simple. Esto sintetiza muy bien el poder del fútbol", añadió

"Nos conmovió su historia desde el principio, y estamos encantados de haber posibilitado este encuentro. Esta historia simboliza nuestra convicción de que el fútbol puede cambiar vidas para bien e inspirar a jóvenes de nuestra región y más allá", concluyó