Se dice que los grandes jugadores mezclan talento, intuición e inteligencia. Si se cierra los ojos y se recuerda a Patrick Kluivert, esas cualidades parecían llegarle de forma natural. Veloz fuera del área y mortífero dentro de ella, el ex delantero Ajax y Barcelona, fue uno de los grandes referentes del fútbol en los 90'.

Ha pasado algún tiempo, y el nacido en Amsterdam hace 39 años ha dejado ya los terrenos de juego, pero el hambre de triunfo se mantiene y a ella ha sumado experiencia, con la idea de dejar la misma huella en los banquillos. Tras un inicio alentador como asistente técnico de la selección de Países Bajos que Louis van Gaal guió hasta el tercer puesto en la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™, y seleccionador de Curaçao en la eliminatoria para Rusia 2018, Kluivert habló en exclusiva con* FIFA.com sobre sus retos personales y la situación de los equipos de los que ha formado parte.*

Patrick, con Louis van Gaal como entrenador y usted en el cuerpo técnico, Países Bajos fue tercero en Brasil 2014 pero, tras su salida, el equipo ha entrado en crisis en muy poco tiempo. Al punto de no clasificar a la Eurocopa 2016. ¿Qué es lo que está fallando?
Es triste, porque nosotros hicimos un muy buen Mundial en Brasil y todo el mundo estaba muy contento, pero después no sé lo que ha pasado. Los jugadores son casi los mismos y ahora ni siquiera han podido clasificarse a la EURO. Una posibilidad es que en el Mundial la motivación está a tope, desde el principio tuvimos buenos resultados, y cuando estás con un equipo que juega bien te exiges más a ti mismo.**

¿Ha notado alguna diferencia por lo que ha visto dentro del terreno de juego?
Me parece que ha faltado experiencia. Los jugadores de la vieja guardia han sido fundamentales todos estos años, pero hay que tener cómo sustituirlos. Necesitamos jóvenes en buenos clubes, que tengan la mentalidad y la calidad para jugar con Países Bajos. Eso es importante. Hay jugadores que pueden definir un partido, pero necesitan tener más rodaje, y hasta que eso suceda, el peso no debe recaer sólo en ellos, hay que tener futbolistas con experiencia para educar a los que tienen menos experiencia.**

Ese referente joven parecería ser Memphis Depay, sin embargo, está sufriendo para hacerse un sitio en el Manchester United. ¿Cuál puede ser la razón?
Memphis es un jugador con muchísima calidad, y eso no se pierde en momentos así, solamente es una cuestión de confianza y de aprovechar las oportunidades. Necesita tiempo de adaptación a la nueva ciudad y al estilo de juego. Es su primer año, pero me parece que conseguirá triunfar. Es un grandísimo jugador y será importante para el futuro de Países Bajos.**

En Brasil 2014, ustedes también tenían un grupo joven, pero supieron motivarlo, ¿cuál fue la clave del éxito?
La táctica jugó un papel fundamental. Tradicionalmente, el sistema de Países Bajos ha sido un 4-3-3, pero nosotros lo  cambiamos a un 5-3-2. Así teníamos una persona más en defensa para ayudar en la marca y una más en medio campo para cubrir los espacio. Los jugadores se sintieron más cómodos de inmediato. Ésa fue la clave. Dimos un balance en defensa y libertad a Robben y Van Persie para buscar los espacios en ataque.**

Volviendo al Manchester United y Van Gaal, ¿qué opinión tiene respecto al momento que están viviendo?
Conozco muy bien a Louis, es un entrenador que sabe motivar a los jóvenes para que aporten sus cualidades al equipo. Con Países Bajos teníamos mucho diálogo y los futbolistas compartían una misma filosofía. Ahora es distinto porque está en un gran club con jugadores de diferentes nacionalidades y creo que necesita conocerlos un poco más para sacar lo mejor que tienen. Obviamente, en un club de ese tamaño, la gente quiere resultados inmediatos, pero no es tan fácil. El United está ahora en la quinta plaza y siempre el primer acusado de la mala racha es el entrenador. Sin embargo, creo que tiene muchísima calidad y espero que pueda revertir la situación.**

Tras el Mundial de 2014 aceptó el reto de ser seleccionador de Curaçao. Cuéntenos más de esa experiencia.
Mi madre es de ahí y yo había ido varias veces a la isla, así que me llamó mucho la atención el desafío. Fue una época fantástica, tenía jugadores con mucha calidad y llegamos lejos (ndlr: hasta la ronda clasificatoria de CONCACAF). Hicimos muy buen trabajo y las puertas no están cerradas para dirigirlos de nuevo. Mi prioridad es entrenar a un club, pero si no se puede, estaría encantado de trabajar ahí para las eliminatorias de la Copa Oro.**

¿Qué fue lo que le llamó más la atención sobre CONCACAF, una región que no conocía mucho hasta ahora?
Es completamente distinto a Europa. Los jugadores tienen mucho talento, pero se basan mucho más en la intuición que en la táctica. Me resultó muy interesante como aprendizaje, porque además es difícil montar un conjunto cuando sólo puedes trabajar unos días con los futbolistas. Hay que intentar generar automatismos en muy poco tiempo y casi no se puede hacer táctica, pero el equipo respondió bien. Teníamos también la ventaja de que la mayoría de mis seleccionados jugaban en Países Bajos y compartían un estilo.**

¿Qué necesita la región para progresar aún más?
En CONCACAF es un juego totalmente distinto y eso a mí eso me gusta, pero es verdad que se echa en falta la experiencia de participar en las mejores ligas del mundo. Pero el talento existe.**

Tras su paso por la selección holandesa y la de Curaçao, ¿a qué se dedica en estos momentos?
Por ahora soy comentarista de televisión para una cadena internacional, pero mi ambición es ser entrenador de un equipo importante. Aunque sé que aún debo aprender más de este trabajo, estoy buscando una buena oportunidad para demostrar mi capacidad.**

Tras haber trabajado con varios de los mejores técnicos del mundo, ¿cómo será el Patrick Kluivert entrenador de club?
Quiero ser un técnico ofensivo, pero sin descuidar atrás. Uno de los valores que puedo aportar a los jugadores es que yo puedo entenderlos bien en todo momento, porque estuve en su posición. En cuanto al sistema, me parece que se basará en las cualidades de los jugadores, porque, en mi opinión, la mejor táctica es la que los haga sentir cómodos.**

Para terminar, usted fue un referente del Barcelona. ¿Qué diferencia encuentra entre el equipo de sus tiempos y el de la actualidad?
¡El actual es una máquina! (risas). Bueno, en mis tiempos también teníamos un equipazo, ya era un club repleto de buenos jugadores, con un estilo impresionante. Los cracks han seguido llegando al equipo e incluso ahora lo hacen en mayor cantidad. Hay muchas cosas que han cambiado en el fútbol en estos años, pero el Barcelona sigue siendo tan impresionante como siempre.

Notas recomendadas

Copa Mundial de la FIFA™

El fútbol en... Países Bajos

16 abr. 2014

Copa Mundial de la FIFA™

Hareide: "Dirigir a Dinamarca es un reto magnífico"

08 feb. 2016