El pasado 30 de mayo, nadie contaba con que Camerún llegase a empatar al final del choque en el Estadio de Francia contra los Bleus, aunque acabase perdiendo, pero los Leones Indomables encandilaron al público desplegando un fútbol pulcro y vistoso. En su juego colectivo se notó la mano de Hugo Broos, quien ya lleva varios meses al frente del equipo. El técnico belga habla con FIFA.com de su nueva experiencia en el combinado camerunés y su sueño de conquistar la Copa Africana de Naciones y obtener la clasificación para la Copa Mundial de la FIFA™.

El seleccionador empieza explicando cómo fueron sus comienzos y el partido contra Francia. “Desde que he llegado, me esfuerzo por conocer bien a los jugadores y elegir a los mejores para representar a su país. Hay veces que mis decisiones causan sorpresa, pero están muy meditadas. Para lograr resultados primero hay que conformar un grupo y elegir a los hombres capaces de entenderse dentro y fuera de la cancha. Los internacionales tienen que comprender que el objetivo es la victoria del equipo y no su desempeño individual. Ahora tenemos un conjunto cohesionado, como pude observar en nuestra última concentración, en Nantes, y durante el amistoso contra Francia”, señala.

Camerún selló su pasaporte para la Copa Africana de Naciones 2017 imponiéndose en una liguilla en la que también figuraban Mauritania, Sudáfrica y Gambia. “No fue fácil conseguir el billete a Gabón. Me hice cargo del equipo mediada la campaña, y en mi primer partido registramos un empate contra Sudáfrica. Entonces no conocía bien al equipo ni a los jugadores. A continuación empecé mi trabajo de desarrollo en todos los sectores, y creo que hay una diferencia enorme entre el equipo que jugó contra Sudáfrica y el que ganó a Mauritania en la última jornada. Hasta ahora hemos efectuado un trabajo enorme al frente de la selección”, analiza Broos.

“El partido de Mauritania era importante para nosotros. Estábamos obligados a ganar para clasificarnos. Hicimos una buena preparación, lo pusimos todo de nuestra parte para llevarnos los dos puntos. Al final, vencimos a Mauritania a domicilio y conseguimos lo que queríamos”.

En la CAN 2015, Camerún quedó eliminado en la primera ronda a pesar de su buena actuación en los clasificatorios y su abultada victoria sobre Costa de Marfil. Y ese doloroso recuerdo pervive en la memoria de un equipo que sueña ahora con un resultado muy distinto: ir a Gabón a ganar un torneo que no conquistan desde la edición de 2002.

"Hay que tener paciencia". Broos se muestra cauteloso. "Hasta ahora, hemos dado un paso al frente al clasificarnos para Gabón 2017, pero quedan unos seis meses para este torneo. Antes tenemos un último encuentro de la fase previa de la CAN y dos partidos de clasificación de Rusia 2018. Nos queda mucho trabajo por delante, y vamos a intentar que la selección progrese en todas las facetas. Si me preguntan si Camerún está a día de hoy preparado para ganar la CAN, responderé que aún es muy pronto para hablar de éxitos. Pero si continuamos en la línea de estos dos últimos meses, creo que en enero estaremos listos para ganar el torneo".

Entre renovación y tradición
Toda África tendrá la vista puesta en El Cairo el próximo 24 de junio, con motivo del sorteo de la última ronda de la competición preliminar de la zona africana para Rusia 2018. “Camerún está en el tercer bombo, así que espero una liguilla complicada. Ningún rival nos regalará nada durante los clasificatorios, aunque podamos preferir a algunos adversarios antes que otros”.

Camerún es uno de los participantes habituales en la Copa Mundial de la FIFA™: los Leones Indomables viajaron a Sudáfrica 2010 y a Brasil 2014 después de perderse la edición de Alemania 2006. A pesar de esa experiencia, Broos considera que la tarea no será sencilla. “No hay que olvidar que Camerún está en plena transición y que estamos construyendo un equipo nuevo. Es cierto que nos clasificamos para Brasil, pero nuestro rendimiento allí fue decepcionante. Hay que olvidarse definitivamente de aquel torneo y pensar en el futuro”, advierte.

“La clasificación para el Mundial dependerá de la rapidez con que los jugadores se adapten al proyecto de reconstrucción. Tenemos que formar un equipo sólido, capaz de plantar cara a cualquier oponente. Si los jugadores aplican las consignas que les damos en los entrenamientos, todo irá bien. Ahora vamos a esperar al sorteo del 24 de junio y cuando conozcamos a nuestros rivales sabremos qué opciones tenemos sobre el papel. Mi primer objetivo con este equipo es la clasificación para Rusia 2018”.

El continente africano envió a los mismos representantes a las dos últimas ediciones de la gran cita mundialista: Camerún, Nigeria, Ghana, Costa de Marfil y Argelia. Para Rusia 2018, Broos tiene sus favoritos. “Creo que Argelia, Costa de Marfil y Ghana están en buena situación. Estas selecciones han conservado su nivel desde 2014, aunque en el fútbol todo es posible. Todos esperaban que Francia nos golease en este amistoso, pero hicimos un partido estupendo y llegamos a empatar. Es difícil hacer pronósticos, pero en teoría los equipos clasificados para la última edición parten un paso por delante”, concluye.