El diseño del estadio Internacional Khalifa, que actualmente está siendo renovado y cuya finalización está prevista para el último trimestre de 2016, cumple las normas estipuladas de sostenibilidad. Las instalaciones recibieron recientemente la calificación provisional de cuatro estrellas GSAS [Global Sustainability Assessment System], otorgada por la Organización del Golfo para la Investigación y el Desarrollo [Gulf Organisation for Research & Development - GORD]. Éste es el primer certificado que GORD emite para un proyecto de rehabilitación.

El ingeniero Mansoor Al-Muhannadi, jefe de proyecto de Aspire Zone Foundation, declaró acerca de la consecución de este logro: "Estamos muy orgullosos de este reconocimiento, que pone de relieve nuestro compromiso durante la renovación del estadio Khalifa para convertirlo en un estadio más sostenible. Además, los aficionados tendrán la posibilidad de elegir medios de transporte más sostenibles para llegar hasta aquí gracias a su fácil acceso a la infraestructura de transporte, incluyendo las estaciones del Metro de Doha, que se encuentran en las inmediaciones".

El ingeniero Mohemed Ahmed, jefe de proyecto del Comité Supremo para la Entrega y el Legado (SC) para el estadio Internacional Khalifa y para el estadio Al Bayt - Ciudad de Al Khor, afirmó: "Éste es un gran paso para el estadio Internacional Khalifa. Conseguir que estas instalaciones rehabilitadas cumplan los rigurosos objetivos de sostenibilidad no ha sido tarea fácil".

"El estadio consiguió una puntuación especialmente alta en varias áreas, incluyendo su ubicación, su proximidad al transporte público, la utilización de materiales de la zona y el hecho de que se ha renovado y reconstruido cumpliendo los estándares internacionales más elevados, en lugar de edificarlo desde cero como un estadio totalmente nuevo".

La calificación otorgada por GORD, una organización con sede en Qatar, significa que el SC también está apoyando a una empresa local en su progreso continuo hacia 2022. Ahmed añadió: "Estamos muy contentos de trabajar, tanto con Aspire Zone Foundation, la organización a la que se entregará el estadio Internacional Khalifa, como con GORD, en el establecimiento de un legado duradero, no sólo en Qatar, sino en toda la región".

Respeto con el medio ambiente
Federico Addiechi, jefe del Departamento de Sostenibilidad de la FIFA, apuntó: "Contar con estadios más respetuosos con el medio ambiente es esencial para la sostenibilidad y el legado de la Copa Mundial de la FIFA y es el motivo por el que la FIFA incrementó sus requisitos, haciendo obligatorios los certificados de sostenibilidad para todos los estadios. Como parte de ese proceso, hemos analizado y aprobado las normas GSAS elegidas por el Comité Supremo y nos complace comprobar que la rehabilitación del estadio Khalifa ya ha cumplido los requisitos para la obtención de la certificación provisional".

El SC exige que cada estadio propuesto para la Copa Mundial de la FIFA Qatar 2022™ tenga una calificación mínima de cuatro estrellas GSAS para cumplir los requisitos de sostenibilidad de la FIFA. El estadio Al Wakrah ya recibió cuatro estrellas por su diseño en 2015.

Las cuatro estrellas GSAS del Khalifa y del Al Wakrah evidencian que se trata de dos de los estadios con un diseño más sostenible de la zona de Oriente Medio y el Norte de África. La calificación provisional del Khalifa, que será el primer estadio de la Copa Mundial de la FIFA Qatar 2022™ dotado de un sistema de iluminación LED, se concedió mediante declaración de cumplimiento. El certificado final se otorgará una vez que los trabajos hayan terminado y se realicen nuevas inspecciones.

GSAS es un sistema que certifica el grado en el que la construcción de un edificio es respetuosa con el medio ambiente, y se creó en 2009 con la colaboración de la Universidad de Pennsylvania (Estados Unidos). El sistema tuvo en cuenta para su elaboración reconocidos códigos internacionales de construcción sostenible, modificados por expertos para adaptarlos al clima y las tradiciones de los países del CCG.

Al llevar a cabo su evaluación, GORD toma en consideración los siguientes aspectos: conectividad urbana, localización, energía, agua, materiales, ambiente interior, valor cultural y económico y gestión y operaciones.

En los dos últimos años 35 empleados del SC han tomado parte en el programa de acreditación profesional de GSAS, y algunos de ellos se han presentado al examen para convertirse en profesionales certificados en la materia (GSAS Certified Green Professionals).