“¡Argentina es el nuevo campeón del mundo!”. El grito profundo hizo temblar el Azteca, retumbó en México y se extendió por el planeta. Y cuando Diego Armando Maradona levanto el preciado trofeo, por segunda vez en la historia de su selección, el país estalló en fiestas… De Jujuy a Tierra de Fuego, las calles se tiñeron de albiceleste y el número 10 se hizo eterno.

Este 29 de junio se conmemoran 30 años y todavía hoy la piel se eriza al repasar las imágenes de aquellos momentos vividos en esa Copa Mundial de la FIFA™. Así, con la misma emoción y nostalgia, hemos vivido la última semana en FIFA.com recordando lo mejor de aquella edición plagada de mitos.

Repasamos un anodino 0-0 entre Escocia y Uruguay que, sin embargo, dejó un evento histórico, mal que le pese a su protagonista. La tarjeta roja más rápida de la historia la vio el uruguayo José Batista. Fue tan fulminante que hasta el utilero, al verlo de regreso en los vestuarios, no daba crédito: “¿Cómo te echaron si todavía están sonando los himnos?”. El mismo Batista nos contó aquel suceso en primera persona.

Y nos fuimos de nuevo a Querétaro, para vivir con el entonces arquero español Andoni Zubizarreta el partido de octavos que encumbró a Emilio Butragueño como goleador en el 5-1 ante la prometedora Dinamarca de Michael Laudrup.

De ahí volamos a Jalisco, para revivir un partido antológico. El choque de cuartos de final entre Brasil y Francia, que brindó 120 minutos de emoción y una definición por penales en los que la fortuna tuvo mucho que decir. Buena cuenta de ello pueden dar el poste y Bruno Bellone. El francés nos reveló las intimidades de aquella tanda inolvidable en la que, según sus propias palabras,“las piernas me bailaban samba”.

En esta instancia, nos detuvimos un ratito más, cómo no… Estadio Azteca. Inglaterra contra Argentina. Aquel 2-1 no sólo entregó el billete a la semifinal a los argentinos. Aquel partido puso en mayúsculas el nombre de Maradona en la historia del fútbol. Dos goles antológicos y antagónicos. La Mano de Dios y el ‘gol del siglo’. Esa cabalgada del Diez, que analizamos desde todos los puntos de vista posibles, todavía sigue arrancando gestos de admiración. Lionel Messi, Diego Forlán, Ronaldo, Fabio Cannavaro y Samuel Eto’o reaccionaron ante nuestras cámaras al revivir ese golazo y nos compartieron sus impresiones.

¿Y quién tiene la camiseta que el Pibe de oro vistió aquel día? El jugador inglés que se la pidió estuvo a punto de arrepentirse… Te lo contamos.

Mitos y tesoros
Llegados a las semifinales fue el momento de rendir honores a Enzo Scifo, un jugador genial que guió a Bélgica hasta cotas inimaginables. Aunque Argentina sepultó sus ilusiones de pasar a la final, el mejor jugador joven del torneo sacó una valiosa lección: en el fútbol todo es posible, incluso lo imposible. Se lo enseñó Maradona.

Pero hubo más. Recopilamos todos los números que cimentaron el torneo, repasamos las mejores imágenes y nos fuimos al Museo del Fútbol Mundial de la FIFA para saber qué tesoros se guardan allí de aquella cita.

Y llegó el gran día. La gran final. En la previa el seleccionador argentino Carlos Salvador Bilardo nos despejó dudas sobre los mitos y leyendas que rodearon al equipo en su aventura mexicana. Luego nos fuimos al Azteca.

Hacía mucho calor. Sonaron los himnos. Alemania puso el balón en juego… el resto es historia.