¡Ya queda menos! Dentro de 500 días, los aficionados al fútbol de todo el mundo podrán poner fin a la espera y volver a disfrutar viendo enfrentarse entre sí a las mejores selecciones del planeta durante un mes entero.

Las sedes de la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™ están especialmente deseosas de que empiece el campeonato y, de cara a esta señalada fecha, han organizado una serie de vistosas celebraciones con la participación de los aficionados, los embajadores de Rusia 2018, los voluntarios y las administraciones regionales y locales.

El tiempo invernal no impidió las celebraciones futbolísticas e, incluso, confirió un cierto encanto a los actos. En Sochi, por ejemplo, se brindó a los aficionados un espectáculo de fuego y hielo, en el que los artistas crearon una estructura que representaba el número “500” empleando efectos pirotécnicos. Los invitados al acto, como el ex defensa internacional soviético Evgeny Lovchev, pudieron participar asimismo en un concurso de preguntas sobre fútbol, recibir regalos como recuerdo y ver en acción a especialistas del fútbol ‘freestyle’.

Los festejos tuvieron lugar en el puente situado frente a la plaza principal de la estación de esquí Rosa Khutor, donde se puso en marcha el reloj de la cuenta regresiva BUD sin Alcohol en una ceremonia especial. Se trata del segundo reloj de cuenta atrás que alberga la ciudad, tras el presentado el pasado año en el puerto de Sochi.

“Es magnífico que una fiesta del fútbol tan grandiosa como el Mundial tenga lugar en Rusia”, declaró Evgeny Lovchev. “Estoy seguro de que organizaremos y albergaremos todo excelentemente, y los mejores jugadores del planeta podrán exhibirse. El fútbol une a la gente de todo el mundo, y eso volverá a quedar patente en Rusia 2018”.

En Kaliningrado y Ekaterimburgo también se han puesto en marcha sendos relojes de la cuenta regresiva BUD sin Alcohol. Kaliningrado, la sede de Rusia 2018 más occidental, ha emplazado su cronometrador previo al torneo en la plaza del Monumento a la Madre Rusia, en el centro de la ciudad. Natalia Ishchenko, pentacampeona olímpica de natación sincronizada y embajadora de la sede, figuró como invitada de honor a la ceremonia.

Y lo mismo ocurrió en la sede ubicada más al este, Ekaterimburgo, que ahora luce también un recordatorio visible del tiempo que falta para el comienzo del campeonato. Irina Zilber, medallista de oro olímpica en gimnasia rítmica y embajadora de la ciudad para Rusia 2018, participó en la ceremonia de inauguración del reloj en la plaza histórica de la ciudad. Los asistentes a los festejos también pudieron tomar parte en competiciones de futbolín, poner a prueba sus conocimientos futbolísticos en concursos especiales bajo la carpa principal, y probar más juegos interactivos.

Nizhni Nóvgorod albergó sus festejos de los 500 días en el centro de la ciudad. Durante el fin de semana, los asistentes participaron en el juego On the fan’s way!, donde tenían que completar diversas tareas relacionadas con la Copa Mundial de la FIFA™ en diferentes lugares situados en Bolshaya Pokrovskaya Ulitsa. El concurso concluyó en la plaza Minin y Pozharsky, donde se ubicará la FIFA Fan Fest en 2018.

También participaron en el juego los embajadores de la sede Dmitri Bulykin, exdelantero 15 veces internacional con Rusia; Daria Shkurikhina, medalla de oro olímpica en gimnasia rítmica; y Pavel Zanozin, presentador y comentarista en Match TV; así como los futbolistas del club local FC Olimpiyets Anton Khazov, Artyom Abramov y Egor Evteev.

“El Mundial no sólo implica construir estadios, carreteras y aeropuertos”, observó Pavel Zanozin alegremente. “Es una fiesta enorme para todos los que viven en las ciudades sede. Más de diez selecciones competirán en Nizhni Nóvgorod dentro de año y medio, y sus aficionados podrán descubrir por sí mismos nuestra maravillosa ciudad”.

En Samara se inauguró una exposición de dibujos titulada “El fútbol a través de los ojos de los niños”, junto con dos esculturas de hielo –un balón de fútbol y el hashtag #wc2018– creadas en parte por los lugareños y voluntarios. Valerian Panfilov, leyenda del FK Krylia Sovetov, compareció para la inauguración de las esculturas, y entregó los premios a los voluntarios y a los participantes más activos en el proyecto artístico.  

Los habitantes de Rostov del Don ya saben exactamente cuánto dista su ciudad de los demás destinos de Rusia 2018, tras haberse erigido en la Plaza Soviética una señal indicativa especial con las distancias hasta las demás sedes. La señal, diseñada conforme al estilo distintivo de Rostov, pretende representar la unidad entre todas las sedes en el periodo previo al Mundial y convertirse en una nueva atracción turística.

Asimismo, los futuros voluntarios del Oblast de Rostov organizaron una multitudinaria coreografía relámpago (flashmob) de los “500 días”, utilizando sus cuerpos para formar los dígitos del número “500” y soltando al cielo globos luminosos con los colores de la bandera rusa. Y también se organizaron en los parques de Rostov del Don otros actos festivos de temática futbolística para celebrar los 500 días restantes para el Mundial, como carreras de relevos y concursos de preguntas.

En los festejos de Saransk se presentó el primer autobús de la marca Rusia 2018. En el vehículo están representados la mascota oficial del Mundial, Zabivaka™, el símbolo de la ciudad (un zorro), y dos monumentos emblemáticos de Saransk como la iglesia de Aleksandr Nevsky y la catedral de San Teodoro Ushakov.

Los primeros pasajeros del autobús fueron representantes de los medios de comunicación y de dos centros de voluntarios. En su trayecto inicial, el vehículo hizo tres paradas: dos junto a unos nuevos hoteles que se están construyendo para Rusia 2018, y la tercera en las proximidades del Mordovia Arena. Algunos voluntarios organizaron también su propia flashmob, iluminando las ventanas de la Universidad Estatal de Mordovia para representar la cifra “500”. 

Volgogrado adoptó su propia perspectiva única para el reloj de la cuenta regresiva, diseñando un reloj de arena con el hashtag #500days_to_go. El reloj inició su cuenta durante el foro de los voluntarios de la ciudad, programado para coincidir con los 500 días para el comienzo del campeonato. Ahora ya podemos afirmar con total rotundidad que Rusia 2018 está más cerca que nunca…