• México sufrió dos terremotos el pasado mes de septiembre
  • Los daños materiales y humanos fueron incalculables
  • Repasamos algunas iniciativas del fútbol mexicano en la tragedia

El mes de septiembre pasado quedará para siempre marcado en la historia de México. Dos terremotos, uno en el centro de la República y otro en el sureste, provocaron una de las crisis humanitarias más graves en su historia reciente. El saldo fue desolador. Más de 300 muertos, miles de casas destruidas, cientos de miles de damnificados.

Tras el segundo sismo, los noticieros de todo el mundo comenzaron a llenarse de imágenes, a la vez dramáticas y conmovedoras. Mostraban destrucción por doquier, pero también una solidaridad casi inconcebible: millones de personas que, ante la tragedia, habían salido a las calles para ayudar, de cualquier manera posible.

Cadenas humanas ayudaban a rescatar a aquellos que habían quedado atrapados por los escombros; gente casi sin recursos que acudía a centros de acopio para donar alimentos; médicos, psicólogos, maestros, taxistas ofreciendo sus servicios sin costo. Ante la tragedia, México mostraba su mejor cara.

“Teníamos que ayudar, de cualquier manera posible”
Desde su casa en Londres, Javier Hernández veía conmovido las escenas y sufría al estar lejos de su país. “Quería ayudar de cualquier manera. No podía con las manos, pero necesitaba que mis compatriotas me sintieran ahí, a pesar de la distancia”, confiesa Chicharito a FIFA.com.

Fue así como surgió la iniciativa #YoXMéxico, lanzada por él y su compañero en el Tri, Miguel Layún, para recaudar fondos y ayudar a los damnificados, como nos explica el delantero del West Ham.

“Sabíamos que muchísima gente nos sigue en redes sociales y queríamos aprovechar para pedir ayuda para todos los mexicanos. Sin que suene negativo, buscábamos usar de la mejor manera posible la imagen que nos ha dado nuestra profesión y lanzamos esta iniciativa con un video”.

Resultados impresionantes
El video rápidamente se viralizó y la iniciativa recibió muchísimo apoyo, desde dentro y fuera del fútbol. Miles de personas donaron cuanto pudieron. Clubes como West Ham y Pachuca se unieron a la causa, así como futbolistas internacionales de la talla de David de Gea, Keylor Navas e Iker Casillas. En un poco más de dos semanas, #YoXMéxico ha recaudado ya 300.000 dólares y el flujo no se detiene.

No fueron los únicos. Otros futbolistas, desde sus trincheras, lanzaron también iniciativas. El internacional francés André-Pierre Gignac subastó una camiseta a beneficio de los damnificados y su compañero en Tigres, Javier Aquino, instaló un centro de acopio para su estado natal, Oaxaca, uno de los más afectados por la tragedia.

Cruz Azul fue uno de los clubes que más participó. Tanto su técnico, el español Paco Jémez, como algunos de sus futbolistas salieron a las calles para ayudar en las labores de rescate, y lo mismo hicieron los jugadores del América, Edson Álvarez y Alejandro Díaz. Los clubes Pumas y Zacatepec implementaron centros de acopio y ayuda a los damnificados.

La comunidad del fútbol mexicano estuvo a la altura de la circunstancia pero, de acuerdo con Chicharito, aún queda mucho por hacer. “El país no está ni mucho menos recuperado, y hay que seguir apoyando. En unas semanas la gente se va a empezar a olvidar, pero la reconstrucción debe continuar por mucho tiempo. Hay que estar ahí, para ayudar a lo mejor que tiene México, los mexicanos. No solo en este momento, sino también en el futuro, en lo que puedan necesitar”.