• EEUU, en ventaja por el último puesto clasificatorio directo
  • Se juega su destino en Trinidad y Tobago, donde triunfó en 1990
  • Panamá y Honduras están al acecho y pelean por ir a la repesca

La competición preliminar de la zona norteamericana, centroamericana y caribeña para la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™, que empezó el 22 de marzo de 2015 en Barbados, afronta su capítulo final con algunas incógnitas.

México y Costa Rica ya están consultando las guías de viaje de Rusia, pero todavía queda por asignar un puesto que da la clasificación directa, así como el pase a la repesca intercontinental. Estados Unidos afronta la última jornada en posición ventajosa, aunque Panamá y Honduras están al acecho y no renuncian a cambiar el guion.

Estas tres selecciones tienen posibilidades de hacerse con cualquiera de los dos puestos o bien de quedarse sin nada. FIFA.com analiza el escenario.

Partidos de la 10ª jornada
10 de octubre
Honduras-México
Panamá-Costa Rica
Trinidad y Tobago-Estados Unidos

El partido destacado
Trinidad y Tobago-Estados Unidos, Ato Boldon Stadium, Couva, 20:00 (hora local)

Todos lo recuerdan: falta un mes para que se cumplan 28 años del momento en que Estados Unidos se desplazó a Trinidad y Tobago para disputar un partido que transformaría por completo el fútbol en el país norteamericano. Después de cuatro décadas sin participar en el Mundial, un solitario gol de Paul Caligiuri puso fin a ese paso por el purgatorio internacional y revitalizó el deporte.

Los estadounidenses han participado en todas las ediciones celebradas desde entonces, un registro que solo mejoran otras seis naciones, y ahora aspiran a dar continuidad a esa secuencia. De no haber sido por el gran partido hecho ante Panamá, con unos entonados Christian Pulisic y Jozy Altidore, su situación sería mucho más delicada, después de sumar antes apenas dos puntos en tres partidos desde su último enfrentamiento con los Guerreros Soca.

Una victoria aseguraría ahora la clasificación de los estadounidenses, y un punto posiblemente sirva también a sus intereses, ya que tienen la diferencia de goles a favor. Se miden con un cuadro trinitense que ha perdido seis encuentros consecutivos en el Hexagonal, pero que a pesar de todo estará ansioso por desquitarse de la dolorosa derrota sufrida hace tanto tiempo, que le obligó a esperar otros 16 años para poder estrenarse en el Mundial.

El resto de la jornada
Los panameños, que aspiran a debutar en el torneo, tendrán como obstáculo a una Costa Rica que ya aseguró su regreso al Mundial el sábado por la noche gracias al gol del empate de Kendall Watson al filo del pitido final. Cuando los dos conjuntos se enfrenten en la Ciudad de Panamá, a los anfitriones no les vale nada que no sea la victoria para mantener sus opciones de clasificación automática, aunque también tendrán asegurada la repesca ante una selección asiática si se limitan a igualar el resultado de Honduras, siempre que no sufran una abultada derrota ante los ticos o que no se produzca una victoria local con un tanteo de escándalo en San Pedro Sula.

De este modo, Honduras, que sufrió el durísimo golpe en la última fecha en San José, tendrá que esperar un fallo de sus adversarios para poder estar en su tercer Mundial consecutivo. Una victoria contra México permitiría a los hondureños poder aspirar incluso a la plaza que da la clasificación directa, aunque nada depende de ellos.

Jugador a seguir
Alberth Elis (Honduras)

México demostró ante Trinidad y Tobago que no le falta acierto en ataque, por lo que Honduras —que solamente ha recibido un gol menos que el farolillo rojo trinitense— tendrá que responder a esa amenaza desplegando su propia potencia de fuego. Elis, cedido en el Dynamo de Houston por el Monterrey mexicano y autor de tres goles en sus dos últimos partidos en la MLS, tendrá ahora que contrariar a muchos de los hinchas del club al que pertenece para poder mantener vivas las esperanzas de los catrachos de viajar a Rusia.

La frase
“El equipo está muy golpeado. Tenemos que descansar, vamos a conversar, quedan unos días para preparar el partido. Nosotros somos los que podemos sacar esto adelante”.
Felipe Baloy, defensa de Panamá, tras la derrota ante Estados Unidos.