• Modric, Kalinic, Perisic y Kramaric dieron el triunfo a Croacia sobre Grecia
  • Ricardo Rodriguez, de penal, hizo festejar a Suiza en Irlanda del Norte
  • Los partidos de vuelta serán el 12 de noviembre

Croacia venció a Grecia por 4-1 mientras que Suiza se impuso como visitante a Irlanda del Norte por 1-0 en el inicio de las repescas europeas rumbo a la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™.

Los croatas lograron rápidamente encarrilar el partido en el Maksimir Zagreb de la capital croata y quedar a las puertas del Mundial. Superiores a su rival, en apenas 19 minutos ya estaban 2-0. Primero gracias a un error del portero griego Orestis Karnezis, que controló largo un pase atrás y terminó cometiéndole penal a Nikola Kalinic. Luka Modric cambió la pena máxima por gol con un tiro suave (13', 1-0).

Poco después, Kalinic definió de lujo en el área chica un gran centro desde la izquierda de Ivan Strinic (19', 2-0).

Los griegos, siempre dispuestos a luchar, descontaron con un cabezazo bombeado de Sokratis Papastathopoulos tras un córner (30', 2-1), pero los locales rápidamente ampliaron de nuevo el marcador: desborde por la derecha, centro pasado e Ivan Perisic, solo, cabeceó a la red entrando por el segundo palo (33', 3-1).

En el complemento, Andrej Kramaric aprovechó el grave error de Konstantinos Stafylidis para poner cifras definitivas (49', 4-1).

Suiza toma ventaja desde los 11 metros
Los suizos fueron superiores a Irlanda del Norte en el total del partido pero sólo supieron abrir el marcador gracias a un remate desde el punto penal. Ricardo Rodríguez tuvo la frialdad para poner el 1-0 y enmudecer el Windsor Park de Belfast.

Los locales no le encontraron la vuelta para poner en aprietos a un rival que ya en el primer tiempo tuvo algunas situaciones para marcar, aunque la falta de puntería y el buen hacer del arquero Michael McGovern se lo impidieron.

Pese a todo, los norirlandeses tuvieron una gran oportunidad en la cabeza de Josh Maggenis en una pelota parada, pero el 21 marró el remate.

Los partidos de vuelta se jugarán el próximo 12 de noviembre en el St. Jakob Park, de Basilea, y en el Karaiskaki Stadium, del Puerto del Pireo.