• Suiza ganó 0-1 en el partido de ida, disputado en Belfast
  • Sistemas de juego distintos
  • El encuentro de la ida ha de servir de ejemplo

Suiza ha ganado diez de los once partidos que ha disputado en la fase de clasificación y, aun así, no tiene garantizado todavía su billete para la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™. Tras vencer 0-1 en Irlanda del Norte en el duelo de ida de la repesca, este domingo tiene ante sí el último escollo. 

FIFA.com repasa qué debe hacer Suiza para sellar su billete para Rusia.

1. Volver a controlar el juego

En Belfast se dieron cita dos filosofías de juego distintas: mientras que Suiza promedia alrededor de un 60% de posesión del balón, Irlanda del Norte suele rondar el 40%. Los hombres de Vladimir Petković dominaron la pelota y a su rival hasta tal punto que los norirlandeses ni siquiera chutaron a portería. "Fuimos los dominadores durante 70 u 80 minutos. Desafortunadamente, no marcamos más goles, lo que nos hubiera dado una ventaja más cómoda para la vuelta", declaró el seleccionador de Suiza. Sus palabras nos llevan, precisamente, al siguiente punto.

2. Más acierto de cara al arco

Tener la posesión del balón está muy bien, pero traducirla en goles es, al fin y al cabo, el quid de la cuestión. Un problema que viene de lejos en el combinado alpino, como reconoció recientemente Granit Xhaka en una entrevista: "Aún podríamos mejorar en la definición".

En el ataque suizo, Haris Seferović —titular en Irlanda del Norte— solamente ha marcado cuatro goles en sus últimos 16 partidos con la selección. Breel Embolo y Admir Mehmedi, por su parte, atraviesan sendas sequías goleadoras con sus clubes, el Schalke 04 y el Bayer Leverkusen, respectivamente.

Estadísticas

  • Cinco duelos entre ambas seleones: dos victorias para cada uno y un empate
  • Nunca una selección que perdió la ida en casa superó la repesca en zona UEFA
  • Suiza ha ganado sus últimos siete partidos oficiales en casa
  • Irlanda del Norte ha perdido sus tres últimos partidos de clasificación mundialista
  • Irlanda del Norte nunca ha ganado en Suiza

3. Evitar los contragolpes rivales y aprovechar los espacios

"Contra Azerbaiyán tuvimos un 36% de posesión del balón, pero ganamos 4-0", dijo Michael O'Neill, seleccionador de Irlanda del Norte, en la previa del choque de ida. Sin duda, la demostración de que el conjunto norirlandés apuesta por las transiciones rápidas, algo que Suiza contrarrestó casi a la perfección en la ida.

"Jugamos de manera similar a como lo hizo Alemania en Belfast. Lo importante fue que presionamos muy arriba. De este modo, evitamos que Irlanda del Norte jugara con sus habituales balones en largo".

Vladimir Petković, seleccionador de Suiza

Ricardo Rodríguez, autor desde los once metros del único tanto del encuentro, afirmó posteriormente que la responsabilidad en la vuelta será para Irlanda del Norte, pero que ninguna de las dos selecciones cambiará sustancialmente su filosofía de juego. De hecho, en el tramo final de la ida Suiza dispuso de más espacios, una circunstancia que debería aprovechar mejor en Basilea.

4. Mantener la contundencia

"Si Suiza teme emplearse con contundencia, partirá en desventaja", señaló el suizo Urs Siegenthaler, analista jefe de la selección alemana de fútbol, en una entrevista previa a la repesca en el diario Blick. "Y, si bien debe estar preparada para no dar tregua a su rival, no puede olvidar que las soluciones ha de encontrarlas mediante su juego".

Por lo visto en Belfast, el cuerpo técnico del combinado suizo llegó a la misma conclusión: en los primeros compases del partido, Fabian Schaer vio la cartulina amarilla por una dura entrada. "Lanzamos una señal de que estábamos presentes. En la disputa por los balones aéreos, en los uno contra uno, en las entradas...", explicó Petkovic.

Gracias a que supieron imponerse físicamente, los suizos fueron capaces de aprovechar sus cualidades futbolísticas. Sin duda, un planteamiento que deberán repetir si quieren salir airosos en la vuelta.