• Dinamarca y República de Irlanda finalizan la ida sin goles
  • Dominio de las defensas en un duelo con pocas ocasiones
  • La vuelta, el martes 14 de noviembre en Dublín

Dinamarca y República de Irlanda firmaron un empate sin goles (0-0) en el último partido de ida de las repescas europeas a la  Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™.

El duelo, disputado el sábado 11 de noviembre en el estadio Telia Parken de Copenhague, no dio lugar a sobresaltos en una partida de ajedrez bien planteada por los seleccionadores y antiguos compañeros de equipo Age Hareide y Martin O'Neill.

El arquero Darren Randolph intervino con eficiencia en los primeros minutos ante un intento de Andreas Cornelius, en lo que parecía una declaración de intenciones ofensivas que el cuadro nórdico no supo encadenar. El guión del primer acto se fundamentó en una posesión local sin daño, e infinitos intentos de contragolpe irlandés sin éxito.

La estrella danesa Christian Eriksen lo intentó por medio de dos disparos ante los que respondió bien el arquero visitante. Precisamente, uno de los tiros del '10' danés dio lugar a un rebote que Sisto Emirmija fue incapaz de dirigir a puerta.

La mejor acción de República de Irlanda llegó luego de la reanudación, con una potente arrancada por la derecha -autopase incluido- de Cyrus Christie, quien acabó estrellando ante Kasper Schmeichel un mano a mano escorado.

Los técnicos abrieron vías entre sus peones y modificaron algunas piezas para acoplar en el tablero a figuras ofensivas como Nicklas Bendtner o Shane Long, pero apenas tuvieron incidencia en los metros finales. Sí estuvo cerca de ver puerta otro recambio del segundo tiempo. Yussef Poulsen conectó un buen cabezazo sobre la hora que terminó en saque de esquina. 

El empate a cero deja la eliminatoria abierta por completo de cara al enfrentamiento de vuelta, el próximo martes, 14 de noviembre, en el Estadio Aviva de Dublín. En juego, la decimotercera y última plaza europea para Rusia 2018.

El arquero irlandés Darren Randolph es el 'Jugador del Partido'. Extraordinaria actuación del hombre de Wicklow.