• Zlatko Dalic fue nombrado seleccionador de Croacia en octubre
  • Guió a sus hombres en la victoria en Ucrania y en la repesca
  • Luka Modric ya ha pedido que sea el técnico en el Mundial

“No podíamos permitirnos fallar”.

Eso dijo el seleccionador de Croacia, Zlatko Dalic, tras la victoria obtenida en la eliminatoria de repesca de la Copa Mundial de la FIFA™, refiriéndose tanto a su equipo como a él mismo.

A Dalic se le había encomendado dirigir al combinado croata en octubre para afrontar una breve etapa, con el objetivo de superar primero el último encuentro de la fase de grupos en Ucrania y luego la repesca, ante Grecia.

Al preguntársele entonces si el nuevo técnico iba a sustituir de forma permanente al destituido Ante Cacic, el Presidente de la HNS, Davor Suker, no quiso pronunciarse. “Los entrenadores viven de los resultados”, zanjó. “Ya veremos qué pasa”.

Aun así, Dalic aceptó la oportunidad a corto plazo y se mostró optimista desde el principio. “Sé que hay una gran presión, pero voy a conservar la calma”, declaró en vísperas de la repesca el técnico, de 51 años, cuyo anterior equipo había sido el Al Ain. “Me siento muy bien, porque soy el entrenador de mi selección nacional, una de las mejores del mundo”.

La confianza que mostraba en sí mismo y en la selección se vio debidamente recompensada con un triunfo por 0-2 en Ucrania y un contundente 4-1 global frente a Grecia. Es indudable que esos resultados apuntan ahora a la firma de un contrato más amplio. Luka Modric dejó clara la opinión de los futbolistas croatas.

“Sería una locura que Dalic no fuese el seleccionador en el Mundial”, afirmó el centrocampista del Real Madrid después de que el empate a 0-0 del domingo por la noche en Grecia garantizase su presencia en Rusia 2018. “Ha hecho un trabajo fenomenal”.

¡El Mundial de 2018!

El propio Dalic optó por la modestia acerca de su contribución al éxito de Croacia. “No he tenido que hacer gran cosa. Principalmente, hablar con los jugadores”, reconoció.

“Gran parte del mérito de esta clasificación corresponde también al anterior seleccionador, es consecuencia de su trabajo. Tenemos un equipo muy bueno, y no podíamos permitirnos que se nos escapase la clasificación para el Mundial”.

“Felicito a los jugadores. El partido de esta noche ha sido fantástico, lleno de tensión, y hemos alcanzado la meta. Ahora iremos a Rusia”, indicó.

“Hicimos un partido extraordinario en la ida en Zagreb, el de esta noche ha sido mucho más complicado. Pero a mí nunca me preocupó quién iba a ser nuestro rival en la repesca, porque estaba convencido de que ganaríamos a cualquier adversario”.

Con jugadores de la calidad de Modric, Ivan Rakitic, Mario Mandzukic e Ivan Perisic a su disposición, la confianza de Dalic era lógica. Croacia únicamente había sumado cuatro puntos en otros tantos partidos antes de su llegada, y las derrotas registradas en Islandia y Turquía, además del empate en casa ante Finlandia, le costaron la clasificación automática.

Pero, los croatas son especialistas en repescas. Tras eliminar a Grecia, se han impuesto en cinco de las eliminatorias que han disputado para acceder a grandes torneos, una vía por la que ya habían llegado a las Copas Mundiales de la FIFA de 1998 y 2014 y las Eurocopas de 2004 y 2012.

El propio Modric lo admitió: “Los clasificatorios han sido difíciles, pero estamos donde teníamos que estar. Es posible que esta noche no hayamos jugado al nivel que sabemos, aunque lo más importante era el resultado. Nos faltó energía y concentración, pero peleamos como un solo hombre”.

¡Buen trabajo!

¡Rusia, allá vamos