• Dinamarca, última selección europea clasificada a Rusia 2018 
  • Eriksen brilló en la remontada danesa ante Irlanda con un triplete
  • Batió el récord de goles con Dinamarca en una campaña mundialista

En 1985, Dinamarca selló el billete para su primera Copa Mundial de la FIFA™ con un deslumbrante triunfo a domicilio por 1-4 sobre la República de Irlanda. Con esa clasificación arrancó un periodo mágico para un combinado bautizado como la Dinamita danesa; y nombres como Laudrup, Simonsen, Olsen y Elkjaer quedaron indisolublemente unidos a un equipo que rápidamente atrajo las simpatías de los aficionados neutrales.

Tres décadas más tarde, Dinamarca ha reeditado aquella goleada en Dublín (esta vez por 1-5), para acceder a lo grande a la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™. Será el quinto Mundial para la nación escandinava, pero esta vez su selección cuenta con una superestrella indiscutible: Christian Eriksen.

El centrocampista firmó un espectacular triplete para doblegar a los irlandeses casi por sí solo, después de que los locales hubiesen cobrado una ventaja de 1-0 en la eliminatoria en el minuto 6. Con ese hat trick, Eriksen elevó su cuenta en la campaña clasificatoria para Rusia 2018 a 11 dianas (un nuevo récord danés). Y aunque solo tiene 25 años, ya figura como el máximo goleador de Dinamarca en fases de clasificación mundialistas, empatado con Preben Elkjaer Larsen, Soren Larsen y Jon Dahl Tomasson.

"No todos los días logra marcar uno un triplete. Así que es increíble acceder a un Mundial habiendo metido tres goles fuera de casa en una eliminatoria", declaró Eriksen. "Esto va a significar mucho para toda mi carrera y para el resto de mi vida".

 

Ooops! World Cup here we go! #landsholdet #dbu #ce10

Una publicación compartida de Christian Eriksen (@chriseriksen8) el

"Creo que mentalmente he madurado; estoy realizando más disparos que pases", añadió Eriksen, quien está gozando de una racha magnífica tanto con el Tottenham como con Dinamarca. "Ahora pienso más como un delantero".

"El cambio de técnico, de nuestro juego, ha supuesto mucho en cómo jugamos, en mi posición y en mi rol en el equipo". Y Ese seleccionador es Age Hareide, que ha impulsado al jugador para que marcase la diferencia en esta repesca.

"Ha estado fantástico", dijo el técnico noruego tras el partido. "Siempre es un jugador genial con la pelota, trabaja duro por el equipo y es una inspiración para todos los chicos que están a su alrededor. Eso es lo que marca la diferencia entre los equipos”.

Dinamarca se vio obligada a jugar la repesca contra la República de Irlanda tras quedar segunda del Grupo E de la zona europea, por detrás de Polonia. La selección danesa había acudido por última vez a la máxima competición futbolística en 2010.

“Es una sensación increíble. Hemos estado luchando mucho tiempo por estar allí y hemos tenido dos encuentros de repesca muy complicados, pero con el resultado obtenido esta noche podemos estar muy satisfechos. Estoy deseando que llegue el Mundial”, concluyó Eriksen. 

Así celebraron los daneses la clasificación en el vestuario