Una vez finalizado el último partido de la competición preliminar de la Copa Mundial de la FIFA™ y con las 32 selecciones que participarán en Rusia 2018 ya confirmadas, la FIFA ha concluido también la primera actuación del sistema de vigilancia antidiscriminación en las eliminatorias, con un balance altamente satisfactorio.

En colaboración con la red Fare, la FIFA evaluó los 871 clasificatorios disputados, y desplegó observadores antidiscriminación en 177 partidos que presentaban un riesgo elevado de incidentes discriminatorios. El sistema ha ayudado a facilitar el trabajo de recopilación de pruebas adicionales sobre las incidencias por parte de los árbitros de la FIFA y los órganos disciplinarios. También ha servido para concienciar a las federaciones miembro acerca de la discriminación en el fútbol, además de favorecer nuevas campañas locales de promoción de la diversidad y lucha contra la discriminación dentro de los estadios. 

“Estamos muy satisfechos con los resultados del sistema y por cómo ha ayudado a fortalecer la aplicación de la normativa de la FIFA en materia de lucha contra la discriminación. Pero, lo que es más importante, ha llevado a una mayor sensibilización en torno a la discriminación y a nuevas campañas y proyectos de prevención. En definitiva, ese es nuestro objetivo en la lucha contra la discriminación", ha declarado Federico Addiechi, Director de Sostenibilidad y Diversidad de la FIFA. 

"Por primera vez en el fútbol mundial, todos los incidentes de discriminación en partidos de FIFA fueron abordados de manera sistemática. Esto ha llevado a una mayor concienciación y a numerosos debates a nivel nacional e internacional. Ahora vemos a las federaciones miembro de FIFA de todas las confederaciones abordar asuntos como el racismo, el sexismo, la homofobia o el nacionalismo extremo", señaló Piara Powar, director ejecutivo de la red Fare.

La FIFA introdujo en mayo de 2015 este sistema, en coordinación con la red Fare, entidad que atesora una gran experiencia en la lucha contra la discriminación en el fútbol y el despliegue de observadores en los partidos. Se enviaron observadores con la misión de apoyar a los árbitros y a los comisarios de la FIFA en determinados encuentros con un mayor riesgo de que se produjesen incidentes discriminatorios. En total, se ha formado en el nuevo sistema a 140 observadores y 350 comisarios de partidos.

Para reforzar la lucha contra la discriminación en sus torneos, la FIFA ha introducido un nuevo procedimiento de tres etapas para los casos de incidentes discriminatorios, y también envió observadores antidiscriminación a todos los partidos de la Copa FIFA Confederaciones Rusia 2017. Como apoyo a este trabajo, el organismo rector del fútbol encomendó asimismo a la red Fare la elaboración de la primera Guía global de las prácticas discriminatorias en el fútbol. El procedimiento de tres etapas para los árbitros, así como la vigilancia antidiscriminación en los partidos, continuará en la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™. 

La discriminación y la exclusión afectan a la sociedad en su conjunto, y el deporte rey no está a salvo de estas lacras. La estrategia de la FIFA para combatirlas también incluye una Guía de buenas prácticas en materia de diversidad y lucha contra la discriminación, el Premio de la FIFA a la Diversidad —galardón de carácter anual que reconoce a las organizaciones excepcionales que alzan la voz a favor de la diversidad—, y la colaboración con sus federaciones miembro para educar y servir de inspiración transmitiendo un mensaje de igualdad y respeto.

Para obtener más información sobre la estrategia de la FIFA contra la discriminación, también puede consultarse el documento base