• Los Kiwis pelean con Perú por un puesto en Rusia 2018
  • Los All Whites hicieron historia al clasificar a Sudáfrica 2010 en la repesca
  • "Llevo tres años soñando con este momento", confiesa el técnico

Al menos sobre el papel, Nueva Zelanda no parte como favorita en la repesca para la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™ que disputa frente a Perú. Más de cien puestos separan a ambos equipos en la Clasificación Mundial FIFA/Coca-Cola, y el combinado peruano llega reforzado a la cita tras realizar un buen papel en una fase de clasificación sudamericana.

Sin embargo, las apariencias pueden ser engañosas. Los All Whites han mostrado una evidente mejoría en la fase de clasificación de Rusia 2018 y a las órdenes del seleccionador Anthony Hudson.

Nueva Zelanda se ha revelado en los últimos tiempos como un equipo sólido y regular que realizó además un papel meritorio en la Copa FIFA Confederaciones de este año. Asimismo, por primera vez, el combinado neozelandés está formado íntegramente por futbolistas que militan en clubes profesionales.

En la previa del partido de ida de la repesca de este sábado en Wellington, Hudson conversa con FIFA.com sobre la progresión de su equipo, los retos de una planificación de cuatro años que alcanza aquí su punto culminante y el sueño de repetir el hito que los neozelandeses lograron al clasificarse para Sudáfrica 2010.

Sr. Hudson, ¿cuánto ha crecido el equipo en los últimos tiempos? 
Desde nuestro punto de vista, la progresión del equipo ha sido evidente. Ahora hay una competitividad sana en el plantel y hemos alcanzado un equilibrio considerable en cuanto a mostrarnos sólidos en todas las partes del campo. Lo siguiente que toca es mantener este nivel también frente a equipos de mayor calado, para lo cual resulta imprescindible que creamos en nuestras posibilidades. Este sería el próximo paso que debemos dar.

Las recientes actuaciones del equipo, incluida la de la Copa FIFA Confederaciones, sugieren que Nueva Zelanda tiene razones para creer en sus posibilidades frente a rivales de mayor calado y tradición.
El año pasado por estas fechas jugamos a domicilio frente a Estados Unidos [empate a 1-1] y México [derrota por 2-1], y nuestro rendimiento hasta nos sorprendió, por lo que aquel momento se convirtió en un punto de inflexión para nosotros. Hemos jugado contra varios equipos grandes y tenemos que seguir el ejemplo de los buenos partidos que hemos hecho.

Lo de confiar en nuestras posibilidades no es algo que digamos por decir, sino que se basa en hechos. Fuera de casa hemos plantado cara a muchos rivales y hemos sido competitivos. Sabemos que este equipo está capacitado para dar la sorpresa, y lo que queremos es que eso se traduzca en confianza.

¿Hasta qué punto supone un problema el hecho de haber jugado pocos partidos en casa?
Hemos disputado partidos en muchas partes del mundo y finalmente tenemos la ocasión de enfrentarnos a un rival grande en casa. Queremos dar a todo el mundo una pequeña muestra de lo que hemos experimentado a lo largo de los últimos años.

¿Supone una motivación especial la perspectiva de repetir la victoria de 2009?
En el mundo del fútbol todos me preguntan siempre por aquel partido, y me dicen que fue uno de los mejores momentos de la historia del deporte neozelandés. El duelo frente a Perú ha suscitado un gran interés y todo el mundo está con el equipo. Será increíble jugar en un estadio lleno hasta la bandera por primera vez en tres años. Estamos encantados de poder vivir un momento así después de todo este tiempo.

Llevo tres años soñando con esto. Sabemos que será un día muy especial, pero lo que nos interesa es jugar el partido para alcanzar nuestro objetivo, que no es otro que estar en el Mundial.

Anthony Hudson, seleccionador de Nueva Zelanda.

 

Solo quedan 600 entradas disponibles. Date prisa para formar parte de la mayor asistencia del país en la repesca intercontinental contra Perú.