Copa Mundial de la FIFA 2018™

La larga odisea australiana con final feliz

(FIFA.com)
Mile Jedinak of Australia celebrates with  scoring a goal
© Getty Images
  • Australia se ha clasificado para Rusia tras un récord de 22 partidos
  • Los Socceroos fueron el equipo más goleador de todo el camino a Rusia
  • El equipo ha reinventado su fútbol de la mano del técnico Ange Postecoglou

Australia está acostumbrada a no tenerlo nada fácil en la fase de clasificación para la Copa Mundial de la FIFA™. Desde hace 25 años, los Socceroos han disputado clasificatorios en las seis confederaciones de la FIFA, incluidos partidos intercontinentales en Canadá y Argentina desde su primera campaña a mediados de la década de 1960.

Los *Socceroos *consiguieron la clasificación para el Mundial con una victoria global de 3-1 sobre Honduras.Y en su largo camino hacia Rusia, establecieron nuevas marcas que probablemente nadie eclipsará jamás.

Han disputado 22 partidos, más que ninguno de los otros equipos que han pasado a la fase final del Mundial. Todos estos encuentros les han llevado a recorrer el impresionante total de 249.000 kilómetros y a atravesar Asia de punta a punta en múltiples ocasiones. Para hacernos una idea más clara de esta enormidad, la cifra equivale a dar seis veces la vuelta al ecuador terrestre.

Sobre el terreno de juego, Australia ha marcado 51 goles, un récord en la campaña para Rusia 2018. Ironías del destino, en algunas ocasiones la incapacidad para batir las metas rivales les costó caro a los australianos a lo largo de una campaña llena de altibajos.

Tras pasar como una exhalación por la primera fase de grupos, los Socceroos registraron un par de empates a domicilio que se cobraron un alto precio. Tuvieron posibilidades de clasificarse en el penúltimo partido de la tercera fase de la eliminatoria, pero perdieron contra Japón (en la segunda de sus dos únicas derrotas a lo largo de la campaña), y a continuación no lograron imponerse a Tailandia por el marcador requerido para desbancar a Arabia Saudí por diferencia de goles.

Por último, se enfrentaron a Siria en una tensa repesca continental, que ganaron por un global de 3-2, antes de hacerse con el pase en la eliminatoria intercontinental contra una tenaz Honduras.

¡2018, allá vamos!

Rusia 2018 se convertirá en el cuarto mundial consecutivo para Australia, todo un récord para el país, y el quinto en total. Además, es importante tener en cuenta que Ange Postecoglou es el primer técnico criado en Australia que consigue la clasificación de la nación para la máxima competición del fútbol mundial.

"Ciertamente, la sensación es abrumadora cuando entrenas a la selección nacional de tu propio país. El peso de la responsabilidad es mayor si cabe”, ha señalado.

A las órdenes de Postecoglou, quien accedió al cargo poco antes de Brasil 2014, Australia ha desplegado un juego de pases y posesión muy proactivo, que, al menos en teoría, debería relegar al pasado los viejos clichés sobre el equipo. El técnico resumió en pocas palabras este planteamiento altamente ofensivo cuando dijo: “Prefiero morir de pie que vivir de rodillas”.

Durante estos 29 meses de campaña ha aflorado una nueva hornada de jugadores de gran talento, aunque ninguno tan destacado como los elegantes mediocampistas Aaron Mooy y Tom Rogic.

Pese a esta inyección de savia fresca, curiosamente dos veteranos se erigieron en los hombres más desequilibrantes. A sus 38 años, Tim Cahill rejuveneció bajo la batuta de Postecoglou, desafió el tiempo y se convirtió en el máximo goleador del equipo con 11 goles.

También Mile Jedinak resultó una figura determinante como mariscal del mediocampo. En una noche memorable para el capitán de los Socceroos, anotó de penal dos de los tres goles de la victoria sobre Honduras y botó el tiro libre que terminó en el otro tanto de los suyos. Ahora está a punto de convertirse en el primer futbolista que capitanea a Australia en dos Mundiales.

¡Qué noche!

"Significa mucho más de lo que puedo expresar con palabras”, manifestó Jedinak sobre la clasificación. "Hace un par de años nos fijamos el objetivo de clasificarnos para el Mundial y causar sensación en él, pero primero teníamos que solventar la tarea de llegar allí. Hemos sido uno de los últimos equipos en conseguirlo, pero lo hemos hecho a nuestra manera. Me siento muy orgulloso de nuestros logros".

El largo camino de Australia rumbo a Rusia

  • Partidos: 22 (récord compartido con Honduras y Trinidad y Tobago en 2002)
  • Minutos de juego: 2.010
  • Kilómetros recorridos: 249.000

Notas recomendadas

Copa FIFA Confederaciones

Jugadas destacadas: Chile 1-1 Australia

25 jun. 2017