• El estadio Luzhnikí reabre sus puertas el 11 de noviembre para el Rusia-Argentina
  • El Zenit aporta 4 futbolistas a la Albiceleste, más que ningún otro club
  • El centrocampista es una apuesta de Sampaoli con Argentina

Argentina mantuvo en vilo a su hinchada hasta el último momento del clasificatorio para la Copa Mundial de la FIFA 2018™, sellando su billete para Rusia en la última jornada de la liguilla en Sudamérica. La Albiceleste conserva la columna vertebral del equipo que alcanzó la final en Brasil 2014, incluidos Sergio Romero, Javier Mascherano, Lionel Messi, Sergio Agüero y Ángel Di María, pero su nuevo seleccionador, Jorge Sampaoli, considera que también debe entrar savia nueva.

En la lista de convocados de Sampaoli para los amistosos de noviembre contra Rusia y Nigeria, que se disputarán en el país anfitrión de la Copa Mundial de 2018, aparecen seis jugadores menores de 25 años, y cuatro de ellos se desempeñan en el Zenit de San Petersburgo. El coloso ruso tiene más representantes en el combinado argentino que cualquier otro club de Inglaterra o de España, sin ir más lejos.

Los centrocampistas Matías Kranevitter, Leandro Paredes y Emiliano Rigoni, así como el defensor Emanuel Mammana —que recibió a última hora la llamada de la selección para sustituir al sevillista Gabriel Mercado, lesionado— recorrerán la distancia relativamente corta que separa San Petersburgo de Moscú.

"Es un motivo de orgullo para nosotros", asegura Paredes, probablemente el jugador más conocido de este cuarteto después de sus dos temporadas en el Roma. "El hecho de que nos hayan llamado significa que estamos haciendo las cosas bien. Somos todos muy jóvenes y entendemos que aún podemos progresar. Nos gustaría pensar que los futbolistas del Zenit representaremos con regularidad a Argentina en el futuro".

Paredes saltó al campo en el último tramo del decisivo choque contra Ecuador del pasado mes de octubre, ayudando a sus compañeros a sellar el triunfo final por 1-3.

"Nos ha costado clasificarnos", reconoce Paredes a FIFA.com. "Nuestro billete al Mundial estuvo en entredicho hasta el último partido. Gracias a Dios, logramos resistir y conseguir una victoria increíblemente importante en aquel duelo. Eso nos facilitó muchísimo las cosas. Me sentí tranquilo a lo largo del encuentro. Procuré no ponerme nervioso y jugar lo mejor posible".

Paredes, hechos y datos

  • Nació el 29 de junio de 1994 en el suburbio de San Justo, en Buenos Aires
  • Ganó la Copa Argentina con Boca Juniors
  • Su primer equipo en Italia fue el Chievo Verona, pero empezó a brillar en el Roma
  • Explotó en la Serie A con el Empoli, donde jugó cedido una temporada
  • El 1 de julio de 2017 firmó un contrato de cuatro años con el Zenit
  • Suma dos internacionalidades y marcó en su debut, un amistoso contra Singapur (0-6)

La Albiceleste ya ha jugado seis partidos con Sampaoli al mando, de los cuales ha ganado tres y no ha perdido ninguno.

"Con Sampaoli tienes que darlo todo en cada entrenamiento, como si fuera la última vez que sales a la cancha", cuenta el centrocampista del Zenit. "Es capaz de transmitir a sus jugadores pasión, fervor y la importancia de lo que están haciendo".

Muchos aficionados consideran que la mayor parte de los internacionales argentinos son los actores secundarios que arropan a su estrella, Lionel Messi, cuya tripleta contra Ecuador mantuvo con vida los sueños mundialistas de su país. Lejos de tomárselo como una ofensa, Paredes no ve nada malo en ello.

"Por supuesto, todo el mundo habla solamente de Messi", reconoce Paredes. "Y me parece lo más normal, ¡porque es el mejor jugador del planeta! Para Argentina es una gran suerte que juegue con nosotros. Lo entendemos perfectamente y lo valoramos".

"¿En qué es mejor Messi que Ronaldo? Son dos jugadores espectaculares, pero, en mi opinión, Leo es mejor. Sus condiciones físicas son distintas. Gracias a su estatura y su habilidad técnica, Messi es capaz de salir airoso de situaciones que a Cristiano le costarían más. Cuando Leo se ve rodeado de cuatro o cinco rivales, lo más seguro es que encuentre una salida sin perder el balón".

"El Mundial de Rusia será maravilloso"
Como es natural, Messi y los suyos tienen multitud de preguntas para sus compatriotas del Zenit acerca del país anfitrión y de la Copa Mundial del próximo año.

"Nos preguntan cómo nos va aquí y si nos hemos aclimatado bien. Lógicamente, la mayoría de las preguntas son sobre el clima y el frío. Somos los únicos de la selección que jugamos tan al norte. Del Mundial todavía no hemos hablado, porque aún queda bastante para que empiece".

El choque entre Rusia y Argentina del 11 de noviembre tiene un aliciente más, y es que el estadio Luzhnikí de Moscú —el buque insignia de Rusia 2018— reabrirá sus puertas para la ocasión tras haber sido remodelado.

"El Luzhnikí es un estadio fantástico", afirma Paredes. "Después de las obras ha quedado precioso y tiene un aspecto moderno, pero creo que nuestro estadio de San Petersburgo es igual de bueno. Estoy seguro de que el Mundial de Rusia será maravilloso y que el nuestro es uno de los mejores recintos".

Hace cuatro años, en Brasil, Argentina jugó la final en el Maracaná, pero Paredes prefiere no hacer predicciones de ningún tipo por ahora.

"Es mejor no pensar en eso todavía e ir partido a partido", comenta. "Todos los partidos del Mundial serán difíciles. Iremos paso a paso y ya veremos hasta dónde llegamos", concluye.