• Los Socceroos logran el penúltimo billete a Rusia
  • Ganaron a una decepcionante Honduras con 3 goles a pelota parada
  • Será su quinta participación mundialista, cuarta consecutiva

La gran actuación de su capitán Mile Jedinak, protagonista de los 3 goles, permitió a Australia clasificar a la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™ a expensas de una combativa, pero inoperante en ataque, selección hondureña. El partido de vuelta de esta repesca intercontinental se celebró el 15 de noviembre en el ANZ Stadium de Sidney.

Tras el 0-0 de la ida todo estaba por decidir, y la tensión se sentía en la cancha. Australianos y hondureños salieron con la consigna clara de no cometer errores, si bien el guión fue el previsible: los Socceroos dueños de la pelota, y el conjunto de Jorge Luis Pinto bien pertrechado atrás, aguardando para salir a la contra.

Pero ni unos ni otros consiguieron hacer diferencias en una primera mitad de juego trabado y pierna dura. Honduras cortocircuitaba el juego de pases australiano, pero apenas logró estirarse para pisar el área contraria. El arquero Maty Ryan fue un espectador más.

Algo más tuvo que esforzarse Donis Escober, que primero despejó un tiro libre de Aaron Mooy (15’) para después atajar el tiro de Tommy Rogic (35’).

La pelota parada, decisiva
En la reanudación, sin embargo, los Socceroos dieron un paso adelante, conscientes de que no había otro camino a Rusia que el de volcarse sobre el área catracha. Y el primer gol llegó en un tiro libre lanzado por Jedinak y desviado fatídicamente por Henry Figueroa, que engañó, a su pesar, a Escober (1-0, 54’).

A continuación Tim Cahill mandó un cabezazo al larguero (58’). Honduras intentaba atacar, pero apenas si lograba traspasar el centro del campo. Dispusieron los catrachos de tres golpes francos que no alcanzaron portería: dos se estrellaron en la barrera y el restante se fue alto.

La pelota parada sí volvió a sonreír, sin embargo, a los Socceroos, que aseguraron desde el manchón penal el billete a Rusia. Jedinak tiró de sangre fría y convirtió los dos penales que tuvo su equipo (2-0, 72’; 3-0, 85’). En la última jugada del partido, Alberth Elis aprovechó un barullo en el área para hacer el tanto del honor hondureño (3-1, 90+4).