• Suiza confía en acceder a su cuarto Mundial consecutivo
  • Los hombres de Vladimir Petkovic se miden a Irlanda del Norte en la repesca
  • Xherdan Shaqiri: "Debemos demostrar que nos merecemos estar allí"

En Brasil 2014, Xherdan Shaqiri escribió un pedacito de la historia de la Copa Mundial de la FIFA™. Con sus tres goles a Honduras en el último partido de Suiza en la fase de grupos, el explosivo extremo firmó el 50º triplete registrado en las fases finales mundialistas.  

De hecho, ese épico hat trick de Shaqiri en el Arena Amazonia es el último que se ha logrado hasta la fecha en un Mundial. El jugador del Stoke City aún tiene frescos los recuerdos de aquel día en Manaos.

"Hace ya bastante tiempo, pero lo recuerdo muy bien", afirma Shaqiri a FIFA.com. "Unos días antes de enfrentarnos a Honduras, perdimos por 2-5 contra Francia, y queríamos ofrecer una buena reacción. Era una situación difícil, pero son esos momentos en que los líderes han de asumir la responsabilidad. Yo quería hacerlo y tuve un apoyo óptimo por parte de mis compañeros".

Al encarar su último encuentro del Grupo B de la zona europea contra Portugal, Suiza, presente en las tres últimas ediciones del Mundial, ostentaba 9 victorias en 9 partidos. Sin embargo, la Nati perdió por 2-0 en Lisboa, con lo que Cristiano Ronaldo y compañía le arrebataron in extremis el primer puesto del grupo… por diferencia de goles.  

"Sabíamos que andábamos escasos de goles en comparación con Portugal, y confiábamos en que ellos acabasen cediendo tal vez uno o dos empates", explica Shaqiri. "Pero Portugal también ganó 9 encuentros seguidos. Y lo más importante, no debemos olvidar que nosotros hicimos muchas cosas bien [en la liguilla clasificatoria], salvo en un partido. No hay motivo para que estemos demasiado decepcionados; podemos mantener la cabeza bien alta, plenamente concentrados en los choques de la repesca".  

Por un billete a Rusia
Para obtener su pasaje a Rusia 2018, Suiza deberá imponerse a Irlanda del Norte en su eliminatoria de repesca a doble partido. Tras alcanzar los octavos de final en su primera Eurocopa, en Francia 2016, el combinado de Michael O’Neill supo trasladar ese buen momento al clasificatorio mundialista, quedando segundo del Grupo C tras la campeona mundial, Alemania.

"En lo que respecta al sorteo, tienes que aceptar y respetar cualquier tipo de reto que te depare", señala Shaqiri. "Irlanda del Norte es el rival más difícil que le podía haber tocado a cualquiera de las cuatro cabezas de serie. Todos le tienen el máximo respeto. No es ningún secreto que sus principales cualidades son su poderío físico en la cancha, lo organizado de su juego y su peligro en saques de esquina y libres directos".

Para empezar, Suiza visitará el Windsor Park de Belfast el 9 de noviembre, antes de afrontar la vuelta en Basilea tres días después. Shaqiri, una pieza clave en el once inicial del seleccionador Vladimir Petkovic, se espera un duelo muy reñido contra una Irlanda del Norte que sólo ha perdido 1 encuentro oficial en casa en los últimos 4 años. Pero el jugador de 26 años cree que la Nati tiene el potencial necesario para acceder a su cuarto Mundial consecutivo.

"La suerte de una eliminatoria se juega al 50%. Va a estar muy igualado, y nada se decidirá hasta el último minuto”, vaticina. “Dicho esto, creo que podría ser una ventaja jugar en casa el segundo partido. Por ejemplo, en caso de prórroga; y ojalá tengamos una fiesta en casa para celebrar la clasificación mundialista".

"Sabemos que, de algún modo, tenemos que empezar de cero y prepararnos primero para hacer frente a Irlanda del Norte en Windsor Park", concluye Shaqiri. "Todos los integrantes de la selección suiza y del cuerpo técnico quieren disputar el Mundial en Rusia. Sabemos que tenemos cualidades para conseguirlo, pero debemos aplicar todo nuestro poderío sobre el campo y demostrar que nos merecemos estar allí".