• Cherchesov, entusiasmado e ilusionado
  • La selección rusa ha aprendido valiosas lecciones
  • "El Mundial es lo máximo en este deporte, así que debemos luchar por el premio máximo", afirma

En una entrevista concedida a FIFA.com, el seleccionador de Rusia, Stanislav Cherchesov, saca algunas conclusiones del sorteo final de la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™ y desvela sus expectativas para el campeonato del próximo año.

¿Adquirió confianza el equipo tras su reciente 3-3 ante España, una de las mejores selecciones del mundo?
Tanto el resultado como, sobre todo, la actuación complacieron a los aficionados. Nuestros seguidores afrontarán el año nuevo con un estado de ánimo positivo, sabiendo que vamos por el buen camino. Las esperanzas y el optimismo de todos han aumentado después de este encuentro. Deberíamos reconocer el mérito de la Unión Rusa de Fútbol, que, en poco tiempo, consiguió encontrar para el equipo rivales tan cualificados como Argentina y España. Aparte de la Copa FIFA Confederaciones, no hemos tenido partidos oficiales este año, por lo que hemos intentado sacar el máximo partido a la situación en que nos encontrábamos.

¿Qué cambios importantes se han producido en la selección rusa desde agosto de 2016, cuando usted se hizo cargo del equipo?
Hay que resaltar dos cosas. En primer lugar, hemos rebajado la media de edad del equipo. Nuestros jugadores jóvenes no sólo están siendo convocados, sino que de hecho están jugando en la alineación titular; chicos como Daler Kuzyayev, Roman Zobnin, Aleksandr Golovin, Georgi Dzhikiya, Andrei Lunyov y los hermanos Miranchuk. En segundo lugar, hemos cambiado de esquema y pasado a jugar con tres atrás. La Sbornaya tenía un sistema diferente antes, pero hay una explicación para todo. Los anteriores líderes defensivos del equipo, como los hermanos Berezutsky y Sergei Ignashevich, renunciaron a la selección, así que tuvimos que adaptarnos a las nuevas circunstancias. Los jugadores que ocupan actualmente posiciones defensivas en la selección también juegan con ese esquema en sus clubes.

¿En qué necesita mejorar el equipo tácticamente?
Necesitamos encontrar el equilibrio entre defensa y ataque, para poder obtener buenos resultados al tiempo que jugamos un fútbol atractivo. Lo hemos conseguido en bastantes partidos, pero no contra Argentina, por ejemplo. Contra la Albiceleste estuvimos organizados y jugamos bien en defensa, pero no nos mostramos tan impresionantes arriba, y eso empañó la actuación global. Por supuesto, nos medíamos a un rival excelente, frente a gente como Lionel Messi, Sergio Agüero y Javier Mascherano. Aun así, deberíamos haberlo hecho mejor en ataque. Nos mostramos mucho más peligrosos contra España.

Uno de los jugadores más talentosos de Rusia, Alan Dzagoev, ya se ha perdido unas cuantas grandes citas por lesión. ¿Confiará en el centrocampista como uno de sus jugadores clave en Rusia 2018?
Con Dzagoev, no puede decirse que sea bueno en algunas cosas pero flojo en otras. Posee el repertorio completo: buena técnica, rapidez, habilidad con el balón y visión de juego. Sabe pasar bien y rematar las jugadas. Desgraciadamente, Alan es muy propenso a lesionarse, y es una lástima para él y para nosotros. Da gusto ver que últimamente ha encadenado muchos partidos jugando en el CSKA de Moscú. Es un jugador importante para nosotros y espero de veras que esté en forma el próximo verano.

¿Seguirá siendo Igor Akinfeev el capitán del equipo en el Mundial?
Ni siquiera estamos pensando en nadie más para la capitanía. Akinfeev es un jugador vital para nosotros. Como guardameta, ha rendido regularmente a un alto nivel con su club y su selección durante muchos años. Su papel como portero y capitán es importante tanto dentro como fuera del campo. Es capaz de echarnos un cable y cambiar el rumbo de un encuentro cuando más lo necesitamos.

Rusia afronta un Mundial en casa respaldada por sus fervientes seguidores. ¿Le confiere eso una ventaja importante sobre sus rivales?
No sé en qué medida supone una ventaja, pero decididamente, no es una desventaja. Ya gozamos del apoyo de los aficionados en la Copa Confederaciones, y me parece que nuestro vínculo con ellos se ha reforzado todavía más en los últimos compromisos. Esperamos poder ganarnos el apoyo de más seguidores aún en el periodo previo al Mundial.

En cuanto a resultados, ¿cuáles son sus expectativas para el Mundial?
El Mundial es lo máximo en este deporte, así que debemos luchar por el premio máximo. En la Copa Confederaciones queríamos salir airosos del grupo y pugnar por el título, pero al final, no alcanzamos nuestra meta. Al mismo tiempo, no obstante, el equipo realizó una actuación digna y dio motivos para ser optimistas a nuestros aficionados. En Rusia 2018 nos gustaría tener más éxito deportivamente. Primero tenemos que superar la fase de grupos, y después ya veremos qué pasa.