El Sorteo Final de la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018 ya es historia, pero marcó un camino que dejó un sinfín de análisis en boca de los protagonistas.

En ese camino, hay un duelo latino de la fase inicial que nadie se querrá perder: el España - Portugal por la primera jornada del Grupo B. "Nos guste más, nos guste menos, tenemos que afrontarlo", dijo a FIFA Julen Lopetegui a tras el sorteo.

"Creo que Portugal es uno de los mejores equipos del mundo, es el actual campeón de Europa, tiene en sus filas a jugadores que son los mejores en sus posiciones y además a un entrenador con una experiencia bárbara", agregó el seleccionador español.

Su colega Fernando Santos 'empezó a jugarlo' desde ahora. "Es un partido normal entre vecinos. España es favorita en esta competición... El primer juego es de gran importancia, pero también tenemos otros dos rivales fuertes más adelante", dijo sobre Marruecos y la RI de Irán.

En esa primera ojeada al calendario completo, también salta a la vista el debut de México con Alemania por el Grupo F. "Es una extraordinaria oportunidad de competir contra el mejor, y contra el país que sirve de ejemplo al resto por el proceso que viene teniendo", dijo al respecto Juan Carlos Osorio, el colombiano al frente del Tri.

"Porque tiene un entrenador que ya lleva casi 11 años y porque, lo que más me impresiona positivamente de él, es que en Brasil (2014) jugó con un sistema y ahora está jugando diferente. Y sigue produciendo y consolidando jugadores", fundamentó.

Desgranado rivales
A la hora de analizar su zona, resulta interesante la mirada del argentino Jorge Sampaoli, quien evaluó dificultad del Grupo D por las "características disímiles" de sus rivales.

"Son todos distintos: un equipo muy fuerte el de Islandia, desde lo físico, desde lo colectivo; un equipo de mucho talento como el de Croacia; y después, un equipo bastante impredecible como es Nigeria, que tiene futbolistas que pueden dañar en cualquier momento".

José Pekerman se negó a considerar "accesibles" a los oponentes de Colombia en el Grupo H.  "Es un grupo muy parejo, equilibrado... Quizás no hay países de grandes nombres, pero sí muy competitivos. Tanto Japón, Polonia y Senegal van a ser rivales muy difíciles", exclamó el argentino, antes desgranar detalladamente a cada uno de ellos.

Tras recalcar el proceso de renovación que atravesó su selección, puso su optimismo en un hecho puntual. "Tenemos el mejor refuerzo que podía tener un equipo: recuperamos a Falcao. Eso nos da una alegría por él y por el equipo. En Colombia, Falcao es un jugador determinante".

Difíciles, nunca imposibles
Costa Rica, la gran sorpresa de la última de Brasil 2014 luego de superar una zona que compartía con tres ex campeones del mundo, quedó otra vez encuadrada con dos rivales europeos (Suiza y Serbia) y una potencia sudamericana (Brasil) en el Grupo E.

"Esto ya me pasó como jugador en 1990", dijo Óscar Ramírez, seleccionador tico. "Con europeos siempre hemos tenido buenas actuaciones, y con Brasil sabemos que por historia es difícil, pero estamos en un grupo que nos gusta".

Allí aparece como favorito Brasil, aunque Tite prefiere tener cuidado. "Hoy hay un equilibrio muy grande entre el plano físico, táctico, técnico y emocional, y todos los equipos viene preparados en esos aspectos. Ya no hay ni un técnico que no tenga un nivel de conocimiento alto como el que exige un Mundial... Así, las diferencias son cada vez menores".

El colombiano Hernán Gómez también quedó conforme con sus rivales del Grupo G, entre los que sobresalen Inglaterra y Bélgica por sobre Marruecos. "Son equipos grandes que nos van a hacer sentir mundialistas. La marea muy alta, muy difícil, pero bueno, eso queríamos y ahí estamos".

Tres latinos en el camino del anfitrión
Como en Sudáfrica 2010, Uruguay compartirá Grupo A con el local. "Estamos contentos que nos toque el anfitrión, en cierta medida es un plus de difusión, y eso es una buena cosa", dijo Celso Otero, ayudante de campo de Oscar Tabárez.

La Celeste enfrentará allí a dos rivales con seleccionadores argentinos. "Estoy feliz de jugar un Mundial con Egipto, e igual hubiese estado sonriente con otros rivales", dijo Héctor Cúper. "Vamos a competir y no cambiamos la ilusión. El que dice que le tocó un zona fácil arranca mal", agregó.

La Arabia Saudí de Juan Pizzi abrirá el Mundial contra Rusia. "Siempre hay mucho nervio en los partidos inaugurales, pero para cualquiera es siempre una ilusión extra jugar el primer partido".