• Convirtió 3 goles en los últimos 5 partidos de Perú en eliminatorias
  • Perú recortó puntos y está a 4 unidades del repechaje
  • Gareca, Guerrero y Aalborg, claves en su presente goleador
De tanto en tanto, Edison Flores se sienta frente a la computadora, busca con la mirada la lupita y teclea en el buscador de YouTube: Teófilo Cubillas. O también Juan José Muñante. O Perú + México 70. Cuando lo hace, Edison Flores, uno de los responsables de la ilusión peruana de jugar una Copa Mundial de la FIFA tras 36 años, se pone a mirar. A aprender.  

“Por curiosidad uno se cuelga viendo videos viejos, cómo jugaban en los Mundiales. Miro los del Mundial ’82, las eliminatorias para el 86, el Mundial del ’70… Oblitas, Teófilo, Muñante, Barbadillo... Era una época de grandes jugadores que me sirven de inspiración. También le pregunto a mis familiares, qué hacían de bueno para estar en un Mundial, qué tenían para seguir ese ejemplo”.

Flores, el Orejas, revela a FIFA.com su interés por la época dorada del fútbol peruano desde Aalborg, Dinamarca, donde vive desde agosto pasado. Allí perfecciona su juego para intentar emular a las viejas glorias y disfrutar un presente brillante en las eliminatorias sudamericanas: convirtió en 3 de los últimos 5 partidos de Perú camino a Rusia 2018. Goles que significaron puntos importantes, agua bendita para un equipo que galopa desde atrás.

El equipo de Ricardo Gareca está séptimo, cuatro puntos por debajo de Argentina, quinto, el puesto de repechaje. Pero hace cuatro juegos estaba a ocho. “Estamos contentos porque estamos ahí y dependemos de nosotros después de la última victoria ante Uruguay”, cuenta Flores, autor del 2-1 del triunfo. El extremo es ambicioso.

"Estamos peleando por puestos de clasificación aunque sea muy difícil. Si se da el quinto lugar y jugamos el repechaje es bueno pero estamos mentalizados en que tenemos que ganar los cuatro partidos para clasificar. Son rivales muy difíciles pero es lo que nos toca y hay que estar preparados futbolísticamente, físicamente y mentalmente”.

A partir de agosto se le vienen compromisos duros como Bolivia (L), Argentina (V), Ecuador (V) y Colombia (L), pero el equipo da muestras de crecimiento y no sólo avanza en el clasificatorio sino que está en su mejor posición histórica en la Clasificación Mundial FIFA/Coca Cola: 17º.

"Estamos en un momento bueno que tenemos que continuarlo. Cuanto más tiempo pasa vas conociendo más al cuerpo técnico y el grupo. Ayuda saber mejor lo que puede hacer el compañero o tú mismo”.

El técnico argentino le ha ayudado personalmente. Tiene casi 23 años pero desde que debutó a los 17 en Universitario de Lima se esperan grandes cosas de su velocidad y su habilidosa zurda en el último cuarto de cancha. “Los primeros partidos (en la selección) me costaron porque estaba muy referenciado, no tenía muchas ocasiones de peligro pese a ser un extremo”, cuenta. “Gareca nos dio más libertad a los que estamos detrás de Paolo para poder asociarnos, crear opciones de gol y anotarlas”.

El líder Paolo Guerrero también colabora al momento personal y colectivo. “Te alienta en todo momento, te da confianza para sentirte a gusto. En la selección hay mucho nerviosismo, se viven los días muy intensamente y él pone tranquilidad”.

El trabajo en el Aalborg BK ha sido fundamental para que explote todo su potencial y hacer en Sudamérica una diferencia que antes no lograba hacer.

"De pequeño no he sido muy bueno físicamente, no tenía mucho recorrido, pero ahora me siento muy bien. El fútbol aquí es muy físico, muy intenso, se corre mucho. Se trabaja mucho el cuerpo a cuerpo. He incrementado mi recorrido, mi trabajo físico dentro de la cancha y eso me da confianza para hacer muchas más cosas. Y trabajan muy bien individualmente, jugar el balón a uno o dos toques. Ahora decido mejor y más rápido”.

Dice centrarse en el Aalborg ahora porque “faltan meses para la próxima convocatoria”, pero el objetivo de jugar un Mundial está ahí, latente desde los 8 años. “Me acuerdo mucho de mi primer mundial como espectador, el de Corea/Japón 2002. ¡Brasil era un gran equipo! Ronaldo, Rivaldo, Roberto Carlos, Ronaldinho… verlos era un espectáculo. Era muy pequeño pero era un tiempo de tener sueños grandes. Ahí dije que quería jugar uno”.

Aunque impacto impacto fue el que le provocó uno de esos viejos videos que revive internet del Perú glorioso: “Tengo muy presente un gol de tiro libre de Teófilo que pasa por el costado de la barrera y se mete. Me quedó grabado, tiro libres así no se ven mucho”.