• Coombes y Yome juegan en la delantera de la selección de Gibraltar
  • Universitarios en el Reino Unido, entre los dos suman 12 partidos internacionales 
  • Confían en convertirse en futuros titulares del combinado gibraltareño 

James Coombes y Michael Yome no son los típicos estudiantes universitarios: son también futbolistas internacionales. Los jóvenes delanteros, que estudian en el Reino Unido, se encuentran en la tesitura de tener que compaginar su carrera universitaria a tiempo completo con representar a su Gibraltar natal en la categoría absoluta.

Asistir a clase y enfrentarse a Eden Hazard, Mesut Ozil y Robert Lewandowski en partidos oficiales son situaciones completamente diferentes, que Yome y Coombes se han acostumbrado a conjugar desde 2014, año en el que Gibraltar empezó a competir en clasificatorios.

"Es interesante compaginar la universidad con el fútbol internacional”, asegura a FIFA.com Coombes, alumno de segundo curso de Gestión y Marketing Empresarial en la Universidad Metropolitana de Cardiff. "La diferencia parece abismal, pero es como todo: hay que arremangarse y trabajar cuando toca. Requiere muchísima disciplina".

"Al principio pensé que me resultaría muy difícil tirar adelante con todo", explica Yome, aspirante a profesor de secundaria, que está a punto de acabar su carrera en Ciencias de la Educación en la Universidad Christ Church de Canterbury. "La diferencia es enorme y descoloca al principio, pero ya me he acostumbrado. Hay tantos profesionales de talento que nunca jugarán con su selección nacional que sólo puedo sentir humildad por ser capaz de representar a la mía contra otras naciones".

Coombes (21 años) y Yome (22 años) se formaron juntos en las selecciones inferiores de Gibraltar y debutaron en la absoluta en 2015. Ambos participaron en la primera campaña de clasificación de Gibraltar para la EURO de la UEFA, así como en sus primeras eliminatorias a la Copa Mundial de la FIFA™.

En la federación más pequeña de la UEFA, con una población de 30.000 habitantes, se respira un increíble ambiente de compañerismo y, con tres Casciaro y tres Chipolina en sus filas, el combinado absoluto transmite una sensación de unidad familiar.

"En Gibraltar tenemos unos vínculos de familia y de comunidad muy especiales, como se demuestra siempre que el equipo se reúne", afirma Coombes. "Todos nos conocemos y somos muy amigos, dentro y fuera del terreno de juego. A menos que se viva en una comunidad pequeña, no creo que se entienda la unión de este equipo".

"Dos de mis mejores amigos están en la selección y es increíble poder experimentar todo esto con futbolistas con los que has crecido y jugado al fútbol durante muchos años", coincide Yome. “Los conoces a todos y todos te conocen a ti. Es como una pandilla de amigos que juega en el mismo equipo".

El partido contra Chipre y los objetivos futuros
La selección de Gibraltar de Jeff Wood se enfrentará a continuación a Chipre en el Estadio Algarve de Portugal, la sede de sus partidos como local en los clasificatorios para el Mundial. Aunque Gibraltar no se ha anotado todavía ningún punto en un encuentro oficial desde su primer clasificatorio, disputado en septiembre de 2014, Coombes y Yome se han propuesto firmemente cambiar esos registros.

"El proceso todavía es muy nuevo para nosotros y estamos aprendiendo, pero queremos demostrar que podemos competir con otros equipos", manifiesta Coombes. "Esperamos llevar la contraria a algunos y sacar algo del próximo partido".

“Llegaremos al encuentro [contra Chipre] con la intención de arrancar un resultado histórico”, declara Yome. “Debemos quitarnos de encima este especie de ingenuidad que tenemos y creo que, con el tiempo, podemos convertirnos en un equipo respetado. Todo se reduce a acostumbrarnos a jugar contra profesionales que son los mejorcito de su país”.

“Con suerte, también contaremos con nuestro propio estadio en Gibraltar", continúa Yome. "Nos ayudaría muchísimo tener a miles de personas animándonos. Lo echamos de menos en Portugal”.

Compañeros de equipo también en el club gibraltareño Manchester 62, Coombes y Yome se encuentran entre los integrantes más jóvenes de la selección nacional. Entre los dos suman 12 internacionalidades. Los delanteros sueñan con seguir formando parte del combinado y convertirse en los dos puntas titulares del equipo.

“Mikey y yo nos conocemos desde hace muchos años”, revela Coombes. “Nos hemos formado en el sistema de selecciones de la Federación Gibraltareña de Fútbol desde que éramos niños. Nuestro sueño es seguir juntos en el equipo nacional y disfrutar de más regularidad, pero debemos trabajar duro para conseguirlo".

“Siempre jugamos juntos, por eso nos entendemos a la perfección”, asiente Yome. “Los dos estamos a punto de irrumpir con fuerza y de afianzarnos en la delantera de Gibraltar en los tres próximos años”.