• España-Italia y Francia-Países Bajos, partidos destacados
  • Alemania, Polonia y Bélgica, a poner pie y medio en Rusia
  • A Dinamarca y Escocia, entre otras, solo les vale la victoria

Cuando quedan menos de diez meses para que comience la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™, todo está aún por decidirse en Europa, en una pugna por los billetes mundialistas cada vez más intensa.

Polonia, Alemania y Bélgica –que sacan 6, 5 y 4 puntos a sus segundo en los Grupos E, C y H, respectivamente– ostentan las ventajas más amplias a estas alturas de competición.

La mayoría de los sextetos siguen muy reñidos. En cuatro de ellos, las dos primeras están empatadas a puntos. Esa nivelada situación añade más intriga a los próximos compromisos, que tienen en la visita de los Azzurri a Madrid el sábado, en el Francia-Países Bajos y en el Turquía-Croacia a algunos de sus choques más apetitosos.

La situación en el Grupo A:
Tras haber cedido el liderato a sus anfitriones suecos con una sorprendente derrota por 2-1 en Solna, Francia regresa a suelo patrio por partida doble, contra Países Bajos (en Saint-Denis) y Luxemburgo (en Toulouse). Suecia, por su parte, intentará salir ilesa de un par de desplazamientos complicados, primero en Bulgaria y luego en Bielorrusia. Países Bajos, pese a sus penurias iniciales, se mantiene a solo tres puntos del dúo cabecero.
  
La situación en el Grupo B:  
Ocho puntos separan al segundo, Portugal, del tercero, Hungría, por lo que el grupo se define en un pulso entre los dos punteros. El líder Suiza, la única selección junto con Alemania que aún no ha dejado escapar ningún punto, quiere mantener la racha doblegando a Andorra (en casa) y Letonia (fuera). Aun así, Portugal tiene una buena oportunidad de mantenerse a tiro de piedra si Cristiano Ronaldo mantiene su increíble promedio de un gol cada 41 minutos en el camino a Rusia.

La situación en el Grupo C:
Con 6 victorias consecutivas, 27 goles a favor y solo 1 en contra, Alemania se ha mostrado imparable hasta ahora. La campeona mundial afrontará un examen complicado en sus dos inminentes duelos, con la visita a la República Checa en Praga antes de recibir a Noruega en Stuttgart. Pero sobre todo, es un momento crucial para los checos, que, tras enfrentarse a Alemania, visitarán en Belfast a la segunda clasificada, Irlanda del Norte, y la victoria se antoja imprescindible.

La situación en el Grupo D:  
Todas las miradas estarán puestas en Dublín, donde se enfrentan el martes las dos primeras del grupo, Serbia y República de Irlanda. Los irlandeses han desfallecido un poco tras un comienzo excepcional, pues solo sumaron 2 puntos de 6 posibles en sus últimos compromisos (ambos en casa), y ahora afrontarán una complicada visita a Georgia antes de recibir a Serbia. Los balcánicos son líderes actualmente por diferencia de goles, y confían en lograr los tres puntos en casa contra Moldavia antes de viajar a la capital irlandesa. Gales y Austria, que distan cuatro puntos del dúo cabecero, se miden el sábado en Cardiff, en un choque donde el perdedor podría quedar definitivamente fuera de combate.

La situación en el Grupo E:  
La Polonia de Robert Lewandowski (autor de 11 goles) ha resultado imbatible por ahora, pero el viernes afronta posiblemente su examen más duro hasta la fecha, contra una rejuvenecida Dinamarca en Copenhague. Los daneses, en realidad, están más concentrados en arrebatar el segundo puesto a Montenegro (ambas están empatadas actualmente a 10 puntos) que en alcanzar a los polacos. El combinado de Age Hareide tratará de frenar a los líderes e imponerse en Armenia, esperando que los montenegrinos tropiecen contra Kazajstán (fuera) o Rumanía (en casa).

La situación en el Grupo F:
Eslovaquia, perseguidor de Inglaterra, tendrá una dura prueba cuando reciba a la tercera en discordia, Eslovenia. Luego le toca visitar Wembley. Cualquier tropiezo eslovaco podría dejar vía libre a los eslovenos o a Escocia, a la que todo lo que no sea sumar seis puntos contra Lituania y Malta, la llevaría al fracaso.

La situación en el Grupo G: 
Con Albania e Israel a siete puntos de distancia, este grupo es cosa de España e Italia, cuyo crucial duelo directo del sábado en el Bernabéu es, para muchos, el clasificatorio de Rusia 2018 más esperado hasta la fecha. A las dos ex campeonas mundiales, que el pasado octubre empataron 1-1 en Turín, solo las separa una diferencia de 4 goles que deja a la Roja como líder, ahora mismo. Un triunfo en Madrid sería determinante.

La situación en el Grupo H:  
Tras haber roto la trayectoria inmaculada de Bélgica con un 1-1 a domicilio el pasado marzo, Grecia recibe al líder el domingo en El Pireo, con la esperanza de recortar una ventaja que actualmente asciende a cuatro puntos. Bosnia-Herzegovina, con solo un punto menos, también sigue en la pugna, y espera revitalizar sus opciones de quedar entre las dos primeras imponiéndose en sus visitas a Chipre y Gibraltar.

La situación del Grupo I:
Tras la victoria in extremis de Islandia ante Croacia en junio, que dejó al dúo empatado en la cabeza del grupo, ambos deberán preocuparse ahora de manterse despegados de los perseguidores, Turquía y Ucrania, que están a solo dos puntos. Con los turcos recibiendo a los croatas y los ucranianos visitando Reykjavik, todo podría dar un vuelco esta semana.