• España, primer campeón tras empezar perdiendo
  • La efectividad de David Villa y la seguridad defensiva, claves
  • La de Sudáfrica 2010 fue la final con más amonestaciones de la historia

Acudía a la Copa Mundial de la FIFA 2010™ como favorita y, de la mano del famoso "tiqui-taca" y del gol de Andrés Iniesta en la final ante Países Bajos, España se convirtió en Sudáfrica en la octava selección campeona del mundo. FIFA.com recuerda las fascinantes cifras que marcaron la campaña triunfal de la Roja.

88 por ciento fue el porcentaje de pases completados de Sergio Busquets y Carles Puyol en Sudáfrica, cifra sólo superada por Ricardo Carvalho (89%) y Felipe Melo (90%). Xavi Hernández efectuó 544 pases, el registro más alto de la prueba.

80 kilómetros —la distancia de dos maratones— recorrió Xavi durante el certamen, más que ningún otro jugador. El segundo, Bastian Schweinsteiger, se quedó a 400 metros de él. Tan sólo otros dos futbolistas alcanzaron los 75 kilómetros, Maxi Pereira y Sami Khedira.

75 por ciento: los goles de España que fueron obra de David Villa o se marcaron gracias a una asistencia suya, récord de una selección campeona del mundo desde 1962. Siguen al Guaje, Diego Armando Maradona (el 71% de los de Argentina en 1986), Romário (el 64% de los de Brasil en 1994), Paolo Rossi (el 58% de los de Italia en 1982) y Pelé (el 53% de los de Brasil en 1970).

44 años habían pasado desde la última vez que una selección ganó la final de un Mundial vistiendo su segunda equipación hasta que la Roja lo logró luciendo una camiseta azul oscura. Después de que Inglaterra se impusiese a la RFA de rojo en 1966, la propia RFA perdió contra Argentina de verde en 1986, y los argentinos caerían contra los alemanes occidentales de azul oscuro cuatro años más tarde, al igual que Francia fue superada por una Italia de blanco en 2006.

31 internadas en solitario en Sudáfrica 2010 es la increíble estadística del entonces lateral derecho Sergio Ramos. Le siguieron Lukas Podolski (27), Iniesta (26), Lionel Messi, David Villa (ambos con 25) y Arjen Robben (24).

30 puntos de 30 posibles sumó España en la competición preliminar de Sudáfrica 2010. Únicamente otras tres selecciones han superado unos clasificatorios de al menos cinco partidos con pleno de triunfos: Brasil en 1970, la RFA en 1982 y los Países Bajos, también en 2010.

14 penales consecutivos, un récord mundialista, había anotado España en sus compromisos anteriores hasta que David Villa envió un balón fuera desde los once metros contra Honduras. José Iraragorri, Roberto López Ufarte, Juanito, Andoni Goikoetxea, Emilio Butagueño, Míchel, Pep Guardiola, Txiki Begiristain, Fernando Hierro tres veces consecutivas, Villa, Fernando Torres y de nuevo Villa transformaron todos los lanzamientos previos de la RojaXabi Alonso fallaría a continuación el siguiente penal español, contra Paraguay.

14 tarjetas amarillas mostró Howard Webb en la final, un promedio de una cada 8,6 minutos y bastantes más que el récord anterior, de seis, establecido por Argentina y la RFA en 1986. España se había convertido antes en el primer equipo desde Hungría en 1986 que superaba una fase de grupos del Mundial sin amonestaciones.

11 selecciones presentaron un porcentaje de goles por partido superior al de España (1,1) en Sudáfrica 2010: Alemania (2,3), Argentina (2,0), Brasil (1,8), Portugal (1,8), Países Bajos (1,7), Uruguay (1,6), República de Corea (1,5), Costa de Marfil (1,3), Eslovaquia (1,3), Estados Unidos (1,3) e Italia (1,3). La selección española, que vio puerta ocho veces, pasó a ser así el conjunto menos goleador que ganaba un Mundial. El registro más bajo anterior eran los 11 tantos de Inglaterra en 1966, que igualaría Brasil en 1994.

9,79 de 10 fue la puntuación que permitió a Ramos encabezar el Índice Castrol. El defensor nacido en Camas, fue uno de los cinco españoles que figuraron entre los seis primeros, junto a Joan Capdevila (2º), Puyol (3º), Gerard Piqué (5º) y Villa (6º). El alemán Phillip Lahm ocupó la 4ª posición.

4 horas y 16 minutos: es el tiempo durante el que jugó España hasta que Iniesta terminó por fin con su sequía en las prórrogas de los Mundiales. Los españoles habían sido incapaces de ver puerta en los 30 minutos adicionales contra Italia en 1934, Bélgica en 1986, Yugoslavia en 1990 y la República de Irlanda y la República de Corea en 2002.

3 jugadores que no se habían estrenado como internacionales fueron incluidos en el plantel de Vicente Del Bosque: Víctor ValdésJavi Martínez y Pedro. Los siete hombres descartados de la lista provisional de España fueron David de Gea, Diego López, César Azpilicueta, Marcos Senna, Santi Cazorla, Dani Güiza y Álvaro Negredo.

3 futbolistas marcaron con España en Sudáfrica 2010: el dorsal número 5, Puyol, el 6, Iniesta, y el 7, Villa, el total más bajo de un campeón del mundo. El récord de este apartado corresponde a Italia, con diez artilleros distintos en Alemania 2006.

2 Mundiales: son los torneos en los que Iker Casillas ha detenido penales, único guardameta que lo ha hecho (excluyendo las tandas desde los once metros). “San Iker”, que neutralizó el lanzamiento del irlandés Ian Harte en Corea/Japón 2002, se lanzó hacia su izquierda para atajar el tiro raso de Óscar Cardozo cuando el marcador aún no se había movido en cuartos de final. Casillas contaría más tarde que Pepe Reina, uno de sus suplentes, le había dicho por dónde iba a lanzar Cardozo.

2 favoritos antes del torneo han alzado el trofeo desde que empezaron a hacerse públicas las apuestas, antes de la edición de 1978: Brasil, máxima favorita en compañía de Alemania en 1994, y España en 2010. Los otros favoritos antes de que comenzase a rodar el balón fueron la RFA en 1978 (alcanzó la segunda fase), Brasil en 1982 (segunda fase), Brasil en 1986 (cuartos de final), Italia en 1990 (semifinales), Alemania en 1994 (cuartos de final), Brasil en 1998 (final), Argentina en 2002 (fase de grupos), Brasil en 2006 (cuartos de final) y Brasil en 2014 (semifinales).

1 selección ha perdido su primer partido y ganado luego el Mundial: la española. De los otros tres combinados que han conquistado el título con una derrota en su campaña, dos —la RFA en 1974 y Argentina en 1978— registraron su único revés en su último compromiso de la liguilla, con la clasificación para la siguiente fase ya asegurada. El único equipo que acabó Sudáfrica 2010 invicto fue, sorprendentemente, Nueva Zelanda.

0 derrotas en 85 años: era el registro de España contra Suiza hasta que Gelson Fernandes materializó el llamado “gol más feo de la historia del Mundial”, que supuso el 1-0 definitivo en su estreno, en Durban. España había ganado 15 y empatado tres de los 18 primeros enfrentamientos directos entre ambos.

0 goles en contra en la fase de eliminatorias en 2010 convierten a España en el único campeón del mundo que ha logrado mantener su puerta a cero después de la liguilla. Los dos que recibió en total la Roja le permitieron igualar el récord de menos tantos recibidos de un campeón, que comparte con la Francia de 1998 y la Italia de 2006. La RFA vio perforada su meta 14 veces antes de conquistar la gloria en 1954.