• Nigeria lidera el Grupo B antes del doble enfrentamiento contra Camerún
  • En la victoria por 3-1 sobre Argelia, Mikel marcó un gol y sirvió otro
  • El capitán de las Súper Águilas lucha por volver a estar físicamente al 100%

John Obi Mikel es de lo más optimista respecto a las esperanzas de Nigeria de clasificarse para la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™. Aunque la tercera ronda de la fase de clasificación africana apenas llegará a su ecuador a finales de este mes, el capitán de las Súper Águilas cree que el equipo tiene a su alcance un puesto en la fase final mundialista.

Desde luego, la situación de Nigeria en el Grupo B, donde ya aventaja en cuatro puntos a la segunda clasificada, Camerún, y en cinco a Zambia y Argelia, se antoja bastante halagüeña. Y aunque todavía quedan 4 complicados partidos que sacar adelante, Mikel se muestra muy esperanzado sobre sus posibilidades de encabezar la tabla y hacerse con el único billete del grupo para Rusia 2018.

“Estamos en una posición muy buena en nuestro grupo”, subraya a FIFA.com el centrocampista de 30 años del Tianjin Teda. “Llevamos 2 victorias en 2 partidos y, en nuestro último compromiso, vencimos a Argelia en casa. Tenemos un equipo joven muy bueno, y los jugadores practican un buen fútbol. Si logramos ganar nuestro próximo partido [en casa contra Camerún el 31 de agosto], nos acercaremos más a la clasificación. Creo que podemos pasar”.

Para la ex figura del Chelsea, la presión es grande. Y no sólo por las expectativas de los apasionados hinchas de su patria. “Mi mujer es rusa”, señala, “y muchos de nuestros parientes y amigos son de Rusia. Todos esperan que Nigeria se clasifique para el próximo Mundial. Creo que me matarán si les fallo”, añade riendo.

Duelos decisivos
A pesar de su confianza, Mikel es realista, y sabe que el resto de la campaña de Nigeria no será fácil. Lo que sigue son dos choques seguidos contra la vigente campeona de África, Camerún, que ha empatado sus 2 primeros encuentros. El capitán de las Súper Águilas es consciente de que esos duelos del 31 de agosto y el 4 de septiembre resultarán decisivos para el desenlace del grupo.

“Camerún es una selección muy buena”, subraya. “Sus jugadores son fuertes y juegan con confianza. Debemos prepararnos bien para estos partidos y hacer todo lo posible para imponernos a los cameruneses. No será fácil, pero son partidos importantes. Si ganamos los dos, prácticamente estaremos ahí”.

“¡Qué gran noche, qué victoria! ¡Tres puntos, líderes del grupo, y un gol ;) ! Todavía queda mucho camino, pero TENEMOS FE”

Dada su condición de capitán, Mikel ha desempeñado un papel importante en la campaña clasificatoria de Nigeria hasta la fecha. Sobre todo, marcó un gol y dio otro en su victoria más reciente: un 3-1 a Argelia el pasado noviembre. “Esta selección recurre a mí en busca de consejos. Mis compañeros me echan de menos y me necesitan. Como capitán, quiero cumplir con mi función y ayudarles con mi experiencia”, añade.

Le echan de menos porque una lesión le ha mantenido en el dique seco en los últimos meses. Pero Mikel trabaja duro para llegar en forma al vital doble enfrentamiento contra Camerún.

“Había logrado mantener una buena forma hasta la lesión”, lamenta. “Así que fue una lástima. Pero estas cosas forman parte del fútbol, y ahora estoy concentrado en recuperarme y en volver con más fuerza. Haré todo lo posible por ponerme en forma para jugar con el Tianjin Teda y mi selección nacional”.

Una distinguida carrera
Mikel goza de un caché que pocos africanos pueden igualar. Empezó a brillar siendo muy joven. En la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA 2005 ayudó a Nigeria a plantarse en la final, donde sufrió una derrota ajustada frente a una Argentina liderada por Lionel Messi.

Con la selección absoluta, entre otros logros, conquistó la Copa Africana de Naciones 2013 y fue una pieza clave de las Súper Águilas en el Mundial de Brasil 2014, donde Nigeria accedió a la segunda fase por primera vez desde 1998.

En el fútbol de clubes, lo ganó prácticamente todo durante sus 11 años en el Chelsea; dejó Stamford Bridge tras haberse adjudicado 1 Liga de Campeones de la UEFA, 2 ligas inglesas, 4 Copas de Inglaterra… 

“Estoy contento con lo que he hecho”, afirma. “Pero al mismo tiempo, no estoy satisfecho. Quiero conseguir más, así que debo esforzarme más. El próximo Mundial en Rusia nos brindará una nueva oportunidad, pero primero, tenemos que clasificarnos. A partir de ahí, el siguiente reto consistirá en asegurarnos de realizar en Rusia un campeonato mejor aún que el que hicimos en Brasil”.