• El portero confía en resurgir en las eliminatorias 
  • Los Guerreros Soca marchan últimos en el Hexagonal final
  • Próximos rivales: Honduras (L) y Panamá (V)

Trinidad y Tobago está viviendo momentos difíciles durante el Hexagonal final de la fase de clasificación de la Zona Norte, Centroamérica y Caribe para la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™. Con sólo una victoria en sus seis primeros partidos, la nación caribeña tiene muy cuesta arriba rubricar su segunda presencia en una fase final mundialista.

Su único buen resultado en el Hexagonal se produjo el 24 de marzo, cuando los trinitenses derrotaron por 1-0 a Panamá en Puerto España, y el guardameta Jan-Michael Williams logró mantener su portería imbatida. Pese a las dificultades, el arquero de 32 años sigue siendo optimista sobre las opciones de los Guerreros Soca de clasificarse para Rusia 2018.

“Está siendo un camino arduo, por no decir otra cosa”, afirma Williams en una entrevista para FIFA.com. “Hemos tenido algunas dificultades para lograr un rendimiento estable porque tuvimos dos cambios de seleccionador y, lógicamente, resulta complicado cuando cambias de entrenador en una fase crucial como ésta", agrega.

"Dicho esto, hemos tenido algunas buenas actuaciones a las órdenes del nuevo seleccionador, Dennis Lawrence. Ahora nos toca ponernos a trabajar y sumar puntos, porque los necesitamos de veras para seguir vivos en esta campaña de clasificación para el Mundial”.

El efecto Lawrence
Desde luego, el periodo de inestabilidad que sufrió el puesto de seleccionador de Trinidad y Tobago no ayudaba a solucionar sus dificultades recientes. El mandato de Stephen Hart en el banquillo concluyó tras las derrotas iniciales en el Hexagonal frente a Costa Rica y Honduras, el pasado noviembre.

Luego le llegó el turno al trotamundos belga Tom Saintfiet sucedió a Hart, pero permaneció poco más de un mes en el cargo, antes de dimitir tras no lograr clasificar al equipo para la Copa Oro de la CONCACAF 2017.

Esa rápida dimisión llevó a que la Federación Trinitense de Fútbol recurriese a Dennis Lawrence para enderezar el rumbo. La experiencia de Lawrence, miembro del combinado de los Guerreros Soca que se clasificó para el Mundial de Alemania 2006, ha resultado muy valiosa para Williams y sus compañeros de selección.

“Con todos los problemas que hemos tenido en tan poco tiempo, creo que la experiencia de Dennis de haber disputado el Hexagonal y ayudado a la selección a clasificarse para el Mundial, más su experiencia como técnico en el fútbol inglés, le ha permitido llegar con la preparación adecuada”, observa Williams.

“Además, está rodeado de los ayudantes idóneos; gente como Sol Campbell, Stern John, Stuart Charles-Fevrier… Estos chicos han conjuntado sus ideas de veras y están plenamente capacitados para transmitir la información oportuna que necesitamos para poder transformarnos rápidamente y con los menores contratiempos posibles”.

Un septiembre crucial
De cara a sus próximos compromisos clasificatorios, la misión para Trinidad y Tobago está muy clara: necesita sumar los tres puntos en casa contra Honduras el 1 de septiembre y en su visita a Panamá cuatro días después para tener opciones realistas de lograr el pase directo a Rusia 2018.

Williams cree que su equipo posee la capacidad de dar la talla cuando es necesario: “El ambiente en la concentración y en el equipo es de gran optimismo. Creo que, culturalmente y como sociedad, en Trinidad y Tobago tendemos a sacar lo mejor de nosotros cuando estamos contra la espada y la pared”.

“Estos encuentros contra Honduras y Panamá son muy importantes para nosotros, pero creo que, sabiendo que podemos competir e incomodar de verdad a los mejores de la CONCACAF, ahora es el momento de transformar ese potencial en victorias y sumar los tres puntos en los próximos dos encuentros”, concluye.