• Si ganan, los Ticos estarán en Rusia 2018
  • Honduras y EEUU pugnan por el 3° puesto
  • Panamá: ganar para no perder pisada

Costa Rica hizo los deberes en la última jornada y ahora depende de sí mismo: si vence a México en casa por la 8ª fecha del hexagonal final de la Zone Norte, Centroamérica y Caribe, se habrá clasificado a la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™.

Gran parte del resto de las miradas estarán puestas en San Pedro Sula, donde Honduras recibe a Estados Unidos, dos cuadros situados en la zona media de la tabla y que aspiran a afianzarse en uno de los puestos que dan la clasificación automática.

Además, Panamá juega como local ante Trinidad y Tobago, en un duelo en el que los Canaleros tratarán de sumar tres puntos importantes para seguir el ritmo de hondureños y estadounidenses.  

El partido destacado 
Honduras-Estados Unidos, San Pedro Sula 

La contienda que dará inicio a la 8ª jornada del Hexagonal es posiblemente la más relevante: Honduras recibe a Estados Unidos en un encuentro que podría ser determinante en cuanto a las opciones de clasificación para Rusia 2018 de ambas formaciones.

Los hombres de Jorge Luis Pinto acaban de conseguir una importante victoria por 1-2 en Trinidad y Tobago, y querrán emplearse a fondo para desquitarse del 6-0 sufrido a manos de los estadounidenses en marzo. Si son capaces de repetir lo conseguido en Couva, donde anotaron dos goles en el tramo inicial del partido, darían un gran paso para cosechar su primera victoria ante Estados Unidos en un clasificatorio mundialista desde el 6 de febrero de 2013. 

Los norteamericanos, por su parte, no tienen más remedio que sobreponerse a la decepción que supuso caer ante Costa Rica, olvidándose del 6-0 global que les endosaron los costarricenses en sus dos enfrentamientos directos, con un juego netamente superior al suyo.

Para poder enderezar ahora su campaña deberán mostrarse pues mucho más convincentes contra los catrachos. Bruce Arena valoró de forma realista el desempeño de las Barras y Estrellas en Nueva Jersey: “No me gusta nada quedarme con un solo partido, sin mirar al conjunto. Hoy no hemos tenido nuestra noche. No hemos jugado bien, pero todavía nos quedan tres partidos en la competición preliminar. Seguimos estando en condiciones de clasificar al Mundial”.

El resto de la jornada 
Costa Rica se medirá con México ante su público de San José con una doble motivación. Por un lado, la inyección de confianza que representó su primera victoria a domicilio sobre Estados Unidos en 32 años. Marco Ureña materializó un doblete en ese partido, y demostró a su técnico, Óscar Ramírez, que puede ser una baza importante en los grandes compromisos.

Por la otra, dicho está, si gana estará en Rusia 2018, su segunda fase final consecutiva.

En cuanto a México, Juan Carlos Osorio podrá permitirse el lujo de efectuar rotaciones en su plantel para evaluar a distintos jugadores, algo que posiblemente haga, después de que el Tri se convirtiese al término de la última jornada en el primer conjunto de la confederación en sellar su boleto para el Mundial.

Panamá, con todo, obligó a los pupilos de Osorio a esforzarse, y su desempeño en el Estadio Azteca tuvo muchos aspectos positivos. Ahora no le sirve nada que no sea ganar ante el farolillo rojo, Trinidad y Tobago, para evitar que Honduras y Estados Unidos abran una brecha definitiva en la tabla.

Jugador a seguir
Marco Ureña (Costa Rica)

Sin apenas hacer ruido, el delantero costarricense  ha ido labrándose un nombre estos últimos años, y parece estar ya listo para asumir un papel protagonista con su selección. Ureña suma cuatro goles en 18 partidos como titular en la Major League Soccer con el Earthquakes de San José esta temporada, y confía en seguir viendo puerta en el próximo compromiso del combinado nacional, en el que los ticos aspiran a repetir el 2-1 logrado ante México en la anterior campaña clasificatoria mundialista.

La frase 
“El enfoque que tendremos es ir allí a por la victoria, esa es nuestra mentalidad. Vamos a ser agresivos, con once jugadores más que dispuestos a dejarse la piel dentro de la cancha, eso que nadie lo dude. Si al final de los 90 minutos estamos en situación de sumar un punto, lo asumiremos, y seguiremos dependiendo de nosotros mismos en los dos últimos partidos. Nos quedan por jugar tres partidos como si nuestra vida dependiese de ello”.
Michael Bradley, capitán de Estados Unidos.

Partidos de la 8ª jornada 
5 de septiembre 

Honduras-Estados Unidos 
Panamá-Trinidad y Tobago 
Costa Rica-México