• Hadi Al Masri se incorporó a la selección siria con 30 años
  • Ha jugado 7 partidos con su país
  • En octubre, Siria se medirá contra Australia a doble partido

Generalmente, la carrera internacional de un futbolista no demora demasiado en iniciarse. Cuando hay madera para jugar en una selección, no pasan muchos años antes de hacerse evidente. Sin embargo, Hadi Al Masri puede estar orgulloso de algo que es para pocos: llegar a su equipo nacional, Siria, ya con 30 años.

Fue tres meses después de cumplir los 30 cuando Al Masri fue convocado por primera vez gracias a sus buenas actuaciones con la camiseta del Bahréin Club. Tras calentar banquillo en las visitas a la RP China y Qatar en octubre de 2016, el zaguero debutó como internacional el 9 de noviembre de 2016, saltando al campo en la victoria por 2-0 sobre Singapur.

Hoy, a pocas semanas de un hecho histórico para su país como es jugar una repesca ante Australia para seguir soñando con la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™, Al Masri hizo partícipe de su feliz momento a FIFA.com.

"Tengo 31 años pero soy muy ambicioso; como todos los jugadores, sea cual sea su edad. En el mundo, muchos futbolistas siguen jugando a un nivel excelente después de los 35. Incluso a los 40 años".  

"Para mí es una gran alegría representar a mi país", añade este hombre discreto. "Antes quería jugar con el Al Wahda para llegar a la selección. Tras conseguirlo, he revisado mis ambiciones al alza. Doy el máximo para servir al equipo e intentar participar en el Mundial".

Desde su primer encuentro internacional, Al Masri mantiene una progresión constante. Así, jugó unos minutos como suplente en el clasificatorio contra Irán que registró un 0-0. El pasado marzo, fue titular en defensa contra la República de Corea. Y posteriormente, contribuyó al empate obtenido frente a la RP China y a la victoria sobre Qatar.  

Al Masri, que está brillando con el Al Wahda sirio en la Copa de la AFC 2017, nos detalla: "Hasta ahora, he jugado 7 partidos internacionales y he estado a la altura. No habría sido posible sin el apoyo del público, y espero seguir a ese nivel en el futuro".

En efecto, Al Masri estuvo extraordinario frente a Irán en el último partido de la tercera ronda, donde las Águilas de Damasco rubricaron su clasificación para la eliminatoria de repesca asiática. Allí se medirán a la vigente campeona continental, Australia, el próximo octubre. El vencedor de ese doble enfrentamiento luchará por el billete mundialista contra el 4ª clasificado de la zona de la CONCACAF.  

Al Masri repasa la trayectoria de su país en la fase de clasificación para la : "La selección siria atraviesa actualmente por el mejor periodo de su historia. En la última jornada, visitamos a un duro rival, considerado como la mejor selección de Asia. Y por cierto, somos los únicos que logramos perforar su portería en la tercera ronda…".

Un equipo reforzado
Tras los acontecimientos sufridos por Siria en los últimos años, el regreso de numerosos jugadores ha tenido un efecto positivo para la trayectoria del país en las eliminatorias de Rusia 2018. Por ejemplo, las llegadas de Firas Al Khatib y Omar Al Somah reforzaron el ataque del equipo que entrena Ayman Hakeem.

Al Masri coincide con ese punto de vista: “Hemos obtenido resultados notables en los últimos tiempos gracias al regreso de numerosos jugadores; entre ellos, Omar Al Somah y Firas Al Khatib. Teníamos dificultades en ataque, y ellos las han resuelto”.

Con la clasificación para la cuarta ronda de la fase de clasificación asiática, a Al Masri le encomendarán una nueva misión: frenar las embestidas del ataque australiano, uno de los mejores de esta campaña continental, con 45 goles marcados en 18 partidos.

Pese al poderío ofensivo de los Socceroos, Al Masri está decidido a proseguir su buena racha y clasificarse con su país para la fase final mundialista, que se celebrará en Rusia el próximo año.

"Vamos a analizar a Australia y su estrategia, como hicimos con Irán. Es una buena selección, pero no la considero superior a Irán. Vamos a darlo todo, tanto en los entrenamientos como en los dos partidos venideros, con el fin de doblegar a este nuevo adversario".

"Prometemos a los aficionados sirios, que nos han ayudado mucho y que estarán con nosotros el 5 de octubre, que no escatimaremos esfuerzos para plantar cara a Australia y clasificarnos para el Mundial".