• Albania, juez del Grupo G de eliminatorias europeas a Rusia 2018
  • Su seleccionador, Christian Panucci, habla de los duelos vs España e Italia
  • "Fue Fabio Capello quien me dijo que tenía que ser entrenador"

Albania afronta las dos últimas jornadas de las eliminatorias europeas a la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™ prácticamente sin opciones. Tercera de un exigente Grupo G que comparte, entre otras, con España e Italia, se verá además las caras con ambas selecciones.

Pero mal harían españoles e italianos, que aún no se han asegurado el billete a Rusia, en confiarse. “Son dos partidos de mucho prestigio para nuestros jugadores y vamos a probarlo, porque en la vida y el deporte hay que intentarlo siempre. Intentaremos molestarles. Y en fútbol nunca se sabe”. Christian Panucci sonríe con picardía. Para el seleccionador de Albania no van a ser dos partidos cualquiera.

“Son especiales, sí. España es mi segunda casa, paso mucho tiempo al año allí, tengo amigos y viví una etapa muy importante de mi carrera que llevo en mi corazón. Y en Italia es donde vivo y jugué muchos partidos con la selección”.

¿Sabías que…?

  • Nació en 1973 en Savona, Italia, y se formó en la cantera del Genoa.
  • Fue el lateral derecho titular de Milan, Real Madrid, Inter y Roma, entre otros hasta su retirada en 2010 en el Parma.
  • Ganó muchos títulos como jugador, entre ellos dos Ligas de Campeones: la conquistada en 1994 con el Milan y la ‘Séptima’ del Madrid (1998).
  • Internacional con Italia, jugó 57 partidos con la Azzurra y participó en el Mundial de 2002.
  • Considera a Fabio Capello su gran mentor. Le siguió del Milan al Madrid y más tarde inició su carrera de entrenador con él.
  • Panucci en los banquillos: fue asistente de Capello en la selección rusa, con quien disputó el Mundial de Brasil; entrenó al Livorno y el Ternara en la 2ª división italiana; es seleccionador de Albania desde julio.
  • Resultados con Albania: desde su llegada, el equipo ganó 2-0 a Liechtenstein y empató 1-1 con ARY de Macedonia.

En su charla exclusiva con FIFA.com, Panucci habla de sus objetivos con Albania, de las críticas que recibe la Azzurra de Giampiero Ventura, y de la influencia de Capello en su carrera, entre otros temas.

La herencia recibida y el nuevo reto europeo
“Gianni de Biasi hizo un gran trabajo y, después de clasificar a la Euro 2016, Albania se ha ganado un gran respeto en Europa y en el mundo. Las sensaciones son muy positivas. Tenemos un buen grupo y estoy muy contento. El objetivo es clasificar a la Eurocopa de 2020 y vamos a jugar todas las cartas para intentar estar. Creo que tenemos posibilidades de hacer un buen recorrido y seguro que el futuro de Albania va a ser muy bueno”.

No conformarse con el empate
“Me gusta ganar con coraje y perder con coraje, así que vamos a ver lo que pasa ante España e Italia. No quiero que mis jugadores lean que me va bien conseguir un punto y se pongan todos en la defensa (risas). Pero no perder sería bueno”.

Las críticas a la Italia de Ventura
“España ganó a Italia en ese partido (3-0), pero muchas otras veces ha ganado Italia y no creo que haya mucha diferencia entre ambas. Cada partido tiene su historia. Para Ventura no es fácil. Está habiendo un cambio generacional, se está jugando el Mundial y hay que dejarle trabajar. Es un entrenador de nivel, con mucha experiencia y merece respeto”.

¿Un Mundial sin Italia?
“No lo sé. Italia está acostumbrada a estar y el equipo se está jugando aún la clasificación y, ojalá, estoy seguro de que llegará a la fase final. E Italia, cuando llega a un Mundial sabe bien cómo llegar hasta el final”.

Entrenador por obra y gracia de Capello
“Siempre me había gustado la idea, pero fue él quien me dijo que tenía que ser entrenador. Me llevó a Rusia, fue una experiencia muy bonita y desde ese momento empecé a pensar en serlo. Para ser un entrenador importante necesito trabajar. Cuesta mucho, pero tengo fuerzas para intentarlo y vamos a ver qué dice el destino. De Capello aprendí muchas cosas, pero son un secreto (risas). Todos conocemos su forma de trabajar y su mentalidad, que es una de las cosas que me han acompañado en mi carrera. La profesionalidad es lo máximo”.