2018 Copa Mundial de la FIFA™

Dalić: "Mi sueño se ha hecho realidad con Croacia"

(FIFA.com)
Head coach Zlatko Dalic of Croatia celebrates.
© Getty Images
  • Zlatko Dalić, seleccionador de Croacia, dialogó con FIFA.com
  • El exentrenador del Al-Ain reavivó las maltrechas esperanzas de clasificación
  • Habló de su estilo, de sus recuerdos mundialistas y de sus rivales en Rusia 2018

A estas alturas del año pasado, Zlatko Dalić habría tomado por loco a todo aquel que le hubiera dicho que iba a estar en la próxima Copa Mundial de la FIFA™.

En aquel momento, el entonces técnico del Al-Ain estaba recuperándose todavía del golpe que le había supuesto quedarse fuera de la Copa Mundial de Clubes de la FIFA. El recuerdo de la derrota por la mínima de su equipo en la final de la Liga de Campeones de la AFC era aún muy reciente. Croacia, por su parte, parecía tener encarrilado su pase al Mundial de Rusia 2018 tras su convincente triunfo por 2-0 sobre Islandia en su último duelo clasificatorio.

Sin embargo, en octubre del año pasado, la selección croata necesitaba una heroicidad para lograr el billete mundialista. Sus derrotas en Islandia y Turquía, así como un empate en casa contra Finlandia, le privó de la clasificación directa. Peligraba incluso la plaza que daba acceso a la repesca.

Dalić, a quien le habían propuesto volver de Emiratos Árabes Unidos para hacerse cargo del combinado nacional de manera temporal, aceptó el desafío. Su fantástica victoria por 0-2 en Ucrania certificó un estreno perfecto. A continuación, la revitalizada selección croata obtuvo un gran triunfo sobre Grecia en la repesca, donde firmó un resultado global de 4-1.

Ahora, después de que los internacionales croatas se hayan deshecho en elogios hacia él y de haber tomado las riendas de la selección de forma permanente, el técnico de 51 años se prepara para una Copa Mundial que creía completamente fuera de su alcance. “Mi sueño se ha hecho realidad”, reconoce a FIFA.com. “Me siento orgulloso y es un honor ocupar este puesto”.

La oportunidad adquiere un valor aún mayor si se tiene en cuenta que Dalić —pese a su respetable carrera en los banquillos de clubes croatas como el NK Varteks y el Hajduk Split— nunca jugó en la selección de su país. Eso sí, fue segundo entrenador del combinado sub-21 durante un tiempo. “Muchos de aquellos futbolistas juegan ahora en la absoluta, como [Mario] Mandžukić, [Nikola] Kalinić, [Domagoj] Vida, [Šime] Vrsaljko y [Dejan] Lovren,” apunta. “Y ahora volvemos a estar juntos”.

El nombramiento de Dalić sirve, asimismo, para recompensar su decisión de entrenar fuera de Europa. No en vano, desde 2010, el preparador desarrolló su carrera en clubes de Arabia Saudí y EAU. Y, si bien considera que esos siete años en Oriente Medio fueron “una experiencia sensacional”, Dalić no pudo dejar escapar la oportunidad de volver a casa y guiar a su país hasta su quinta Copa Mundial.

¿Cómo preparó a su equipo, táctica y mentalmente, para darle ese empujón que necesitaba después de acceder al cargo en las postrimerías de la fase de clasificación?
Yo le doy todo el crédito a mis jugadores. No tuvimos mucho tiempo para entrenar ni para prepararnos, por lo que me centré en reunirme con ellos, en la comunicación y en la motivación. Cambiamos algunos detalles tácticos, pero lo más importante era que los jugadores fueran conscientes de que aquel era su último tren para ir al Mundial. Y dieron un paso al frente en el momento más importante. 

Luka Modrić dijo de usted que había hecho “un trabajo fenomenal”. ¿Qué importancia tuvo para usted recibir el apoyo de futbolistas claves como él?
Lógicamente, son palabras que gustan a cualquier entrenador. Si un jugador como Luka está satisfecho con tu trabajo es porque algo habrás hecho bien. Yo siempre intento que todos desplieguen su potencial, y procuro mantener una buena relación con mis jugadores. No es siempre lo más recomendable, pero es mi estilo. Me gusta dar todo mi apoyo a mis futbolistas y comunicarme mucho con ellos. Para mí, ganarme su confianza es primordial. El factor clave en la selección fue que los futbolistas y yo conectamos enseguida. Tenemos un grupo sólido con jugadores muy buenos. Solamente les hacía falta un pequeño empujoncito en la buena dirección.

Ya que hablamos de Modrić: usted estuvo presente en Emiratos Árabes Unidos y vio cómo le nombraron mejor jugador de la Copa Mundial de Clubes. ¿Cómo es capaz de sobresalir de esa manera en la élite y qué importancia tiene en la selección croata?
Allí quedó demostrado, una vez más, lo importante que es Luka para el Real Madrid. Estuvo brillante y, en mi opinión, fue el mejor jugador del torneo con diferencia. Es el mejor futbolista de Croacia, el motor que nos hace funcionar. Además, es el capitán y predica con el ejemplo. Siempre lo da todo, y su actitud, su agresividad, su energía y su comportamiento tanto dentro como fuera de la cancha son intachables.

¿Cuáles son sus prioridades en estos meses de preparación previos a la Copa Mundial?
Mi idea es viajar y reunirme con los jugadores y sus entrenadores para hablar de su situación y su estado de forma. Voy a elegir solamente a aquellos que estén en perfectas condiciones físicas, y ellos lo saben. Además, en marzo tenemos dos amistosos muy importantes en Estados Unidos contra Perú y México, y espero tener otros dos rivales de altura en junio. Queremos comprobar a qué nivel estamos, en qué aspectos debemos mejorar de cara al Mundial y medirnos a selecciones con estilos similares a las que nos enfrentaremos en Rusia.

Sobre sus rivales en Rusia, ¿cuáles considera que son sus mayores virtudes?
Bueno, Islandia fue la mejor selección de nuestro grupo de clasificación. Los conocemos muy bien y sufrimos una derrota muy dolorosa contra ellos en Reikiavik. Argentina es, obviamente, una de las favoritas para ganar el Mundial, y creo que Nigeria es un combinado joven, potente, con sed de triunfos y un gran potencial. El primer partido contra Nigeria es muy importante, porque marcará la pauta del resto del torneo.

Y cuál diría que es la mejor cualidad de Croacia?
Contamos con buenos jugadores que militan en clubes europeos importantes, como es el caso de Modrić, Mandžukić, [Ivan] Rakitić, [Ivan] Perišić, Kalinić y algunos más, por lo que nuestra calidad individual es fantástica. Pero nuestra mayor virtud ha de ser el equipo. Creo que el orgullo y el patriotismo que demuestran nuestros futbolistas cuando juegan con la selección son cualidades muy destacadas. Es algo que debemos combinar con nuestra calidad. Si lo conseguimos, tendremos muchas posibilidades de alcanzar nuestros objetivos.

Cómo olvidar la gran actuación de Croacia en la Copa Mundial de 1998. ¿Cuáles son sus recuerdos de aquel torneo y qué importancia tuvo para el país?
Aquel fue mi primer Mundial como espectador y, si lo pienso, todavía siento algo muy bonito en mi interior. Me siguen dando escalofríos al recordar aquellos partidos y aquellas victorias. Croacia había logrado su independencia a principios de la década de 1990, y aquel Mundial fue poco después de la guerra, cuando cada partido de la selección trascendía el fútbol. Aquella selección, y aquel Mundial, fue nuestra manera de presentar Croacia ante el mundo. Gracias a nuestra medalla de bronce, a los triunfos sobre Alemania y Países Bajos y a la Bota de Oro que se llevó Davor Šuker, el mundo entero oyó hablar de Croacia. Así fue como todos conocieron nuestro uniforme rojiblanco y a los talentosos futbolistas que teníamos. Todo lo que se diga es poco sobre la importancia que tuvo aquel Mundial para Croacia como país. Nos dio reconocimiento y confianza en nosotros mismos.


Notas recomendadas

Copa Mundial de la FIFA™

Recuerdos Mundialistas: Luka Modric

01 ago. 2016

Copa Mundial de la FIFA™

El homenaje de Croacia al tenis

30 mar. 2017