• En su debut mundialista, Croacia terminó en la tercera posición
  • Modric recuerda dónde vio aquella gesta de su selección
  • Puedes ver más vídeos mundialistas aquí

Sigue siendo a día de hoy el mayor éxito futbolístico de Croacia. En Francia 1998, su primera Copa Mundial de la FIFA™, los Vatreni se auparon contra todo pronóstico al tercer puesto, colgándose la medalla de bronce al superar por 2-1 a los Países Bajos, después de sufrir una ajustada derrota en semifinales a manos de la nación anfitriona.

Robert Prosinecki, Zvonimir Boban y Davor Suker, que se haría con la Bota de Oro del torneo, ofrecieron a los hinchas rojiblancos un espectáculo inolvidable durante aquel verano francés.

Un muchacho vio entonces los partidos con su familia y amigos desde su casa en Zadar, y quedó tan impresionado que empezó a soñar con competir algún día en la gran cita del deporte rey. Era Luka Modric, actual jugador del Real Madrid, que se prepara para actuar ahora en su tercer Mundial en Rusia 2018, y que comparte aquí sus recuerdos de la selección croata que hizo historia en Francia 1998. 

"Recuerdo que tras cada partido estábamos más y más felices. Eran sentimientos muy especiales. Al mismo tiempo, fue un gran logro para Croacia. Todo el mundo nos conoció finalmente. Recuerdo que empecé a soñar con lograr ese nivel de fútbol algún día. Fue extraordinario. También recuerdo la tristeza tras nuestra derrota contra Francia, pero tras batir a Holanda en el partido por el tercer lugar, la alegría fue inmensa. Continúa siendo el mayor logro para la historia del fútbol croata".
Luka Modric.


Estas imágenes forman parte del archivo de vídeo de la FIFA, que destaca hazañas singulares acontecidas en la historia de la Copa Mundial de la FIFA.