Valcke: "Dejar un legado en Brasil es fundamental"
© AFP

Prezados amigos de futebol:

Mientras los Juegos Olímpicos de Londres acaparan la atención del mundo, prosiguen a toda máquina los preparativos de Brasil para la Copa FIFA Confederaciones de junio de 2013 y la Copa Mundial de la FIFA 2014™. Esto es fundamental, pues no debemos perder de vista las tareas importantes que quedan por cumplir, y agosto será un mes muy movido para todos nosotros. No en vano, exactamente dentro de dos años, habremos completado la fase de grupos de la Copa Mundial de la FIFA.

Esta semana se dio otro paso importante de camino a 2014, cuando las sedes recibieron el plan conceptual para las instalaciones provisionales, esenciales para la Copa Mundial de la FIFA especialmente en lo que atañe a la sostenibilidad. Para nosotros, resulta fundamental que la infraestructura creada en esas ciudades se oriente también hacia sus necesidades una vez concluída la Copa Mundial de la FIFA, y que se cumpla el requisito de hacer frente a la magnitud extraordinaria de la Copa Mundial de la FIFA donde sea posible mediante construcciones provisionales, como gradas e instalaciones para la prensa modulares. La FIFA y el COL han mantenido diversas reuniones de trabajo con las sedes para informarles de los datos especificados en los contratos que firmaron en el momento de su nombramiento en 2007. El 1 de agosto de 2012 se presentaron los campamentos base de los equipos a las asociaciones que actualmente aspiran a hacerse con uno de los 31 billetes para Brasil. Hasta la fecha se han disputado 313 del total de 820 partidos de clasificación.

El hecho de que Brasil vaya a albergar la próxima Copa Mundial de la FIFA y los Juegos Olímpicos de 2016 ha despertado un gran interés en Londres, pues la gente ya piensa en las próximas grandes competiciones que se vislumbran en el horizonte del deporte mundial. Se trata de un llamamiento para que los brasileños y la FIFA nos pongamos manos a la obra. Debemos asegurarnos de que los aficionados al fútbol vivan el ambiente único de una Copa Mundial de la FIFA en el país de los pentacampeones del mundo y, por lo tanto, de hacer realidad millones de sueños.

Aquí en Londres vemos lo importantes que resultan el alojamiento, el transporte y el resto de la logística para que los cientos de miles de visitantes disfruten del espectáculo y difundan mensajes positivos sobre el país organizador. La investigación efectuada en las Copas Mundiales de la FIFA anteriores, en Alemania y Sudáfrica, ha demostrado que más del 80% de visitantes planearon regresar a la nación anfitriona y la recomendaron a amigos y familiares. Según el Ministerio de Turismo brasileño, actualmente Brasil recibe 5,4 millones de visitantes al año. Con su amplio atractivo y una divulgación en los medios de comunicación sin paralelo, la Copa Mundial de la FIFA ofrece a este país, dueño de una belleza natural tan diversa y de una cultura tan vibrante, la plataforma ideal para ampliar su atractivo como destino turístico.

Uno de los componentes fundamentales de una Copa Mundial de la FIFA 2014™ exitosa es la pasión, la simpatía y la disposición de sus voluntarios, quienes dejarán una impresión indeleble en los visitantes extranjeros. Sin la ayuda y el compromiso de los voluntarios, las grandes manifestaciones deportivas como los Juegos Olímpicos o la Copa Mundial de la FIFA sencillamente no serían posibles. Todos y cada uno de los voluntarios de la Copa FIFA Confederaciones 2013 y de la Copa Mundial de la FIFA 2014™ contribuirán decisivamente a hacer realidad el lema de la competición: “Todos a un ritmo”. A cambio, todos ellos se llevarán recuerdos imborrables del epicentro mismo de la acción. Los esfuerzos entusiastas de estos voluntarios destacarán la importancia que tiene su trabajo para la comunidad y las posibilidades que el voluntariado ofrece a Brasil. El 21 de agosto de 2012, el COL revelará cómo los brasileños y los miembros de la comunidad internacional pueden formar parte del gran equipo de la Copa Mundial de la FIFA.

Para la FIFA, es de importancia capital dejar un legado en el país anfitrión. No sólo estamos interesados en los estadios y en las infraestructuras. Para nosotros, uno de los objetivos clave es la formación y la experiencia que los ciudadanos brasileños conseguirán en los preparativos de un certamen como la Copa Mundial de la FIFA, así como la creación y ejecución de actividades de responsabilidad social que financiamos en las comunidades del país. También resulta fundamental que todas las instalaciones que la competición deje en el país sigan en uso largo tiempo después de la conclusión del campeonato, y que la infraestructura construida permanezca como un legado para las futuras generaciones de brasileños.

Dentro de un mes, el 28 de agosto de 2012, regresaré a Brasil para visitar Manaos y Cuiabá, y para asistir a una reunión de la Junta del COL en Río de Janeiro. Para entonces, la atención del mundo se habrá centrado exclusivamente en el país anfitrión de 2014.

Até logo
Jérôme Valcke