Según el marco legal de Brasil, la reventa de entradas para certámenes deportivos, a un precio superior al indicado en la entrada, está prohibida por el artículo 41-F de la ley nº 10.671/2003 (el “Estatuto del Aficionado”). El artículo 41-G del Estatuto del Aficionado considera delito suministrar, desviar o facilitar la distribución de entradas para la venta a un precio superior al indicado en el billete de la entrada. Además, según el artículo 16 de la Ley General de la Copa Mundial de la FIFATM, quien venda, ofrezca, exponga a la venta, negocie, desvíe o transfiera entradas para la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014TM o utilice las entradas para la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014TM con fines publicitarios, comerciales o promocionales, como premio de concursos o apuestas, o use la disponibilidad de las entradas como publicidad para dichos fines, será objeto de sanciones civiles y penales.

Además, la sección 4.1 de los Términos y Condiciones Generales de la Gestión de Entradas estipula: “LOS TITULARES DE ENTRADAS NO PODRÁN VENDER, OFRECER A LA VENTA, OFRECER A SUBASTA, REVENDER, DONAR, ACTUAR COMO REPRESENTANTES COMERCIALES DE TERCERAS PARTES NI TRANSFERIR DE NINGUNA FORMA O MANERA SUS ENTRADAS SIN EL CONSENTIMIENTO PREVIO, ESPECÍFICO Y POR ESCRITO DE LA FIFA”.

La FIFA cooperará con las autoridades brasileñas y otras autoridades gubernamentales para combatir los perjuicios para el consumidor que comporta la venta no autorizada de entradas para la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014TM, y la FIFA fomentará que los consumidores denuncien a los revendedores no autorizados ante la policía y ante las autoridades de protección del consumidor. La FIFA ha nombrado MATCH Services su agente para gestionar sus esfuerzos por imponer el cumplimiento de la normativa. En colaboración con las autoridades brasileñas, otras autoridades apropiadas y MATCH Services, la FIFA busca reducir al mínimo los siguientes tipos de daños y perjuicios a los consumidores:

• El pago de precios notablemente más altos que los precios oficiales de las entradas.

• El fraude.

• La ausencia de una entrega.

• Los errores en la descripción.

Entre los objetivos que persigue la normativa de limitación de transferencias de entradas se incluyen: (i) la seguridad del certamen, (ii) la protección del consumidor y (iii) la equidad económica como se describe al detalle en www.FIFA.com/tickets.

Estos tipos de daños y perjuicios al consumidor se ven exacerbados por la importante cantidad de revendedores no autorizados que efectúan transacciones por Internet. A algunos aficionados, realmente apasionados y decididos a comprar entradas, les cuesta mucho resistirse al atractivo de sitios web vistosos y bien diseñados, desarrollados por empresas que: (a) pertenecen al negocio de la reventa de entradas para otros acontecimientos (dentro de los cuales estas empresas podrían tener derecho legal para revender), (b) ofrecen reembolsos si no consiguen entregar las entradas, y (c) parecen tener un negocio legítimo.

Todas las entradas disponibles para su compra por parte del gran público se encuentran disponibles exclusivamente en www.FIFA.com/tickets.

La FIFA reconoce que las circunstancias de los compradores de entradas y sus invitados pueden cambiar con el paso del tiempo. Por lo tanto, la FIFA posee una plataforma oficial de transferencia y reventa de entradas por Internet en www.FIFA.com/tickets, que estará disponible en la primavera de 2014. El elemento Transferencia de Entradas de la plataforma permite que los compradores de entradas cambien los datos de las identidades de sus invitados, para proporcionar datos exactos sobre los invitados sustitutos (cuyos datos posee el FTC, según constan en la solicitud original de entradas del comprador), por los de otro invitado individual que designe el comprador de las entradas tras haber recibido la confirmación de entradas que haya remitido la FIFA. Todo invitado debe mantener una relación preexistente con el comprador de la entrada. El elemento Reventa de Entradas de la plataforma facilita a los compradores de entradas la posible reventa de sus entradas a través de www.FIFA.com/tickets. No existe garantía alguna de que una entrada puesta a la reventa llegue a revenderse. Pero la transacción hará posible que un nuevo comprador adquiera las entradas legítimamente y al precio oficial, y que el comprador original de la entrada reciba la cuantía que pagó por ella (excepto un pequeño importe). El importe es el 10% del precio impreso en la entrada (valor nominal), o el precio reducido que haya pagado el comprador de la entrada, si procediera, redondeado al dólar más cercano por cada entrada vendida de las identificadas en el Pedido de Reventa de Entradas, descontados los recargos bancarios si el pago al revendedor debe efectuarse por transferencia bancaria.