Estados Unidos le presenta a FIFA la oportunidad inigualable de seguir expandiendo la presencia positiva del fútbol a través del establecimiento de nuevas marcas de asistencia. Inspirado por una diversidad cultural, este país está listo para compartir su pasión por el fútbol con el mundo entero, celebrando así los valores fundamentales de sustentabilidad y responsabilidad social de la FIFA.