El Presidente de la FIFA, Josep S. Blatter, el Presidente de la Confederación Sindical Internacional, Michael Sommer, el miembro del Comité Ejecutivo de la FIFA, Theo Zwanziger, y el Presidente de la Federación Alemana, Wolfgang Niersbach, afirmaron que es necesario establecer rápidamente en Qatar unas condiciones de trabajo justas para todos.