Claudio Reyna, uno de los mejores futbolistas de la historia de EEUU, rememora el partido de cuartos de final que jugaron en Corea/Japón 2002 y reflexiona sobre el triunfo ante su archirrival México.