El gran Helmut Rahn marcó dos goles ante los argentinos, que tratarán de conseguir la venganza en la final de la Copa Mundial de la FIFA 2014.