Just Fontaine fue la estrella de este increíble partido entre Francia y Alemania Federal, válido por la final de consolación de la Copa Mundial de la FIFA Suiza 1958.