FIFA ha reforzado su batalla contra cualquier tipo de discriminación en el fútbol con un sistema de supervisión de los clasificatorios para la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018. El sistema, lanzado el 12 de mayo de 2015, incluye la presencia de Observadores antidiscriminación en los partidos que informen de los incidentes.