Con un diseño inspirado en una flor, el nuevo y flamante estadio de Kazán ya está listo para albergar los partidos de la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018. Una instalación que refuerza la posición de la ciudad como capital deportiva del país.