En Kazán, una de las sedes de la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™, la cocina étnica conocida como Tatar representa una deliciosa conexión con el pasado. ¡Para chuparse los dedos!