El tigre una gran velocidad y ferocidad, sobre todo a la hora de correr con el balón... ¡Tanto que a veces es capaz de recorrer todo el campo de juego sin parar!