El estadio de Ekaterinburgo, una de las ciudades sede de la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™, combinará el histórico pasado y el ambicioso futuro de la ciudad en su arquitectura.