Su gran hito fue participar en la Copa Mundial de la FIFA México 1986. 30 años después, y a pesar de jugar sus partidos como 'local' en la vecina Irán, la selección de Irak sueña con repetir el éxito en el camino a Rusia 2018.